-Publicidad-

Director de Casa de Justicia e Icbf, tras menores trabajadores del Mercado Nuevo

Menores trabajadores en el basurero de Riohacha

El mayor lugar donde los menores llegan a trabajar es en la plaza de Mercado de Riohacha y es ahí donde va a comenzar el trabajo de desarraigo y  de guía para que regresen al colegio y brindarles a estos menores espacios propios para el desarrollo de sus competencias.

Por estos días el director de Casa de Justicia del Distrito, Juan Carlos Deluque, conjuntamente con funcionarios del Icbf intervendrán el Mercado de Riohacha, en busca de los menores trabajadores.

Juan Carlos Deluque
Juan Carlos Deluque

“A mediados del mes de noviembre tendremos la quinta jornada en compañía de la policía de infancia y adolescencia, el Icbf, la Comisaría de familia, secretaria de Gobierno y casa de justicia. Además, con el acompañamiento de la Personería, que asiste como Ministerio Publico”, puntualizó.

Indicó que el propósito es sacar a estos menores de esta labor que no les corresponde a ellos, “esta es una tarea de sus padres, el menor está aquí en el mundo que no le pertenece, a ellos le corresponde dedicarse a sus estudios, a la recreación, más no a trabajar”.

Manifestó que, “día a día los vemos a aquí en la plaza del Mercado, en los lavaderos de carros, de motos y en el basurero de Riohacha. Entonces, la Alcaldía de Riohacha en cabeza de nuestro alcalde Fabio Velásquez, nos hemos tomado esta tarea para erradicar de una vez por todas en el Distrito la actividad laboral de los menores”.

Precisó que hasta el momento existe un censo en donde la mayor cantidad de menores trabajando se encuentran es en el Mercado Público, “pero aquí ya hemos ido erradicando, pero aún sigue con un número considerable de menores trabajadores”.

Argumentó que la idea no es que los niños trabajen porque tengan que llevar la comida a la casa, porque al igual si nos vamos a la historia cuando tropezamos con un niño de estos y buscamos a sus padres, están en perfectas condiciones físicas, psicológicas para trabajar; aunque en muchos casos están fresco en la casa, esperando que el menor sea el que lleve el sustento del hogar.

Dejar respuesta