-Publicidad-

Distrito cierra establecimientos por problemas sanitarios

La residencia Doris se cerró por presentar los baños en malas condiciones, al igual que los colchones, en donde se difícil que una pareja pase momentos especiales.

La falta del certificado que expide la Secretaria de salud departamental, la autorización del uso del suelo, que otorga el Distrito, documentos indispensables para ejercer la actividad comercial en la ciudad, fueron las razones que tuvo la inspectora de Policía, Milagros Puente Vidal, para cerrar varios establecimientos ubicados en el sector de tolerancia, en inmediaciones de la calle del Crimen.

Milagros Puente Vidal
Milagros Puente Vidal

Los controles se realizaron los días viernes y sábado precisamente para mirar la legalidad y formalidad de los establecimientos abiertos al público, “llegamos a un billar y se observó que la Cámara de Comercio no es compatible con el uso de suelo y a su vez el uso de suelo tampoco se ajusta al entorno donde está ubicado”, aseguro la Inspectora.

También se inspeccionaron otros lugares como residencias Doris y La 14 donde al pedir los requisitos de legalidad, no tenían el uso de suelos, documentos indispensables para esta actividad, porque se está  hablando de temas que afectarían la salud pública de nuestro Distrito.

Los billares de la ciudad, también son objeto de cierre porque los baños no tienen la certificación de la Secretaria de Salud Departamental.
Los billares de la ciudad, también son objeto de cierre porque los baños no tienen la certificación de la Secretaria de Salud Departamental.

En ambas residencias los baños no cumplían con las medidas sanitarias, ni los colchones de las camas no están aparentes y no son resistentes para que puedan las parejas pasar momentos agradables; estas certificaciones corren por cuenta de la Secretaría de Salud Departamental, indicó Puente Vidal.

También se encontró deficiencia en los baños, que no cumplen con las mínimas medidas de sanidad que exige la autoridad de salud de La Guajira.

En otros sectores de la ciudad también se hicieron controles, en los barrios Coquivacoa y Cooperativo, específicamente en la carrera 20, en donde la comunidad se quejas referente a las perturbaciones por los altos decibeles del sonido y por la cantidad estancos que se encuentran en ese entorno.

Dejar respuesta