-Publicidad-

Matadero clandestino de cerdo tiene intranquilos a habitantes de Riohacha

En esta edificación, dicen los vecinos que funciona el matadero clandestino que se encuentra en el barrio El Patrón.

A los moradores del barrio El Patrón de Riohacha, se les agotó la paciencia, de tanto aguantarse los olores nauseabundos que emana de un matadero clandestino que se encuentra funcionando en el sector.

La semana anterior los líderes del barrio le manifestaron su inconformismo al alcalde Fabio Velásquez Rivadeneira, aprovechando su presencia en la misa que ofició para conmemorar la muerte de varias personas, hace 15 años cuando explotó el gasoducto.

Dijeron que le habían dirigido una carta a la secretaria de Salud Departamental, pero les manifestaron que debían entregarla en la Distrital, debido  a que es conveniente que esa situación sea resuelta lo antes posible.

El Mandatario de los riohacheros, les respondió que le dará orientación al Secretario de Salud, Spencer Rivadeneira Danies, para que se ponga al frente de la situación.

Edelis María Carrillo Pérez
Edelis María Carrillo Pérez

“El matadero satélite es el principal problema que tenemos. Queda aledaño a la escuela donde hay tantos niños, que están presentando muchos problemas respiratorios”, indicó Edelis María Carrillo Pérez, habitante del sector.

Precisó que es enfermera de profesión y le preocupa esa realidad en el barrio, “ellos tienen un campo abierto, muchas personas lanzan los contaminantes a las vías, cuando llueve son arrastrados por las calles del barrio, entonces los niños descalzos corren por todas partes, estando expuestos todo el tiempo al peligro con esta situación”, manifestó Carrillo Pérez, quien además, es, la secretaria de la Junta de Acción Comunal.

Estos mataderos son una mala práctica que se encuentran en varios sectores de la ciudad, en donde sus propietarios comercializan carne en condiciones antihigiénicas convirtiéndose en un verdadero dolor de cabeza para las autoridades sanitarias de Riohacha.

El matadero está ubicado en la carrera 5 entre las calles 39 y 40, a pocos metros del Mercado Nuevo.

Cabe destacar que en la misma situación se encuentran los habitantes del barrio Camilo Torres, con la existencia de otro matadero clandestino.

Infortunadamente, estos actos son excarcelables y aunque clausuran los sitios, son reabiertos en otros barrios o veredas. Por ello, es necesario contar con la colaboración ciudadana para que las autoridades sean más efectivas en contra de la proliferación de estos sitios.

Dejar respuesta