Por falta de pago a docentes, parálisis académica en Uniguajira

Los consejos Superior y Académico, así como la rectoría de la Universidad, decidieron cerrar el claustro educativo. La gráfica corresponde al bloqueó que realizaron en Cuatro Vías, los estudiantes.

En parálisis académica se encuentra la Universidad de La Guajira, por decisión unánime de las diferentes asociaciones sindicales de docentes, quienes argumentan que las razones son claras: el incumplimiento de los pagos de las obligaciones que por Ley le corresponden al Gobierno Departamental.

Las agremiaciones que decidieron suspender las actividades son: Aspu y Sinproedujira y de administrativos Sintraunicol y la organización que congrega a los estudiantes; porque el Departamento no ha pagado los aportes obligatorios de Ley 30 de 1992 de la vigencia 2016,  el pago de matrículas por concepto de subsidio a la gratuidad de la educación superior, según las ordenanzas 214 de 2007 y 232 de 2008, así como la indexación de los recursos de ley 30 de 1992, aportes dejados de presupuestar y pagar en años anteriores.

Esta carencia de dinero, ha imposibilitado que la universidad oportunamente pague los salarios, prestaciones sociales y seguridad social por más de cuatro meses a docentes catedráticos y ocasionales; honorarios a quienes están contratados mediante Órdenes de Prestación de Servicios y tutores de formación técnica y proveedores, entre otros,  generándose el caos y la desesperanza en esta población docente y administrativa con efectos directo en la calidad, oportunidad y pertinencia de la educación impartida.

Las autoridades de la institución de educación superior, han agotado todas las vías de cobro amigable, persuasivo y coactivo (embargos) al Gobierno Departamental, sin que hasta el momento se hayan obtenido resultados positivos a dichos requerimientos; por el contrario, se han recibido manifestaciones de incapacidad para pagar las sumas adeudadas.

La otra perspectiva del problema financiero de la Universidad, tiene que ver con la sostenibilidad futura y garantía de permanecer abierta en su proceso de crecimiento y desarrollo, dado que el Departamento, escudado en la centralización de las regalías por parte del Gobierno Nacional, se declara en quiebra e imposibilitado para seguir atendiendo sus responsabilidades con la entidad universitaria, no incluyendo las apropiaciones presupuestales  suficientes para realizar los giros por los conceptos antes mencionados.

Así como están las cosas, se viene un escenario de incertidumbre financiera y administrativa con posible cierre definitivo de la Universidad de La Guajira, por falta de recursos para su funcionamiento. Otro escenario es  el de permanecer abierta pero sin subsidio a la matricula, lo que traería consigo una alta deserción estudiantil porque los padres de familia no tendrían cómo afrontar el pago de matrícula plena, teniendo en cuenta que en su gran mayoría pertenecen a los estratos más bajos de la población.

En ese orden de ideas, los integrantes de los consejos Superior y Académico, así como la Rectoría de la Universidad de La Guajira, atendiendo su competencia y responsabilidad legal de mantener la normalidad y armonía institucional, continúan haciendo esfuerzos y gestiones ante el Gobierno Nacional para encontrar alternativas de solución; pero también respetando el derecho a la justa protesta de los estamentos universitarios.

1 Comentario

  1. Respetando todas las personas, voy a comentar algo. Los estudiantes de la uniguajura solo repiten lo que aprenden, no consultan ni investigan. Por favor van hacer unos profesionales inveatiguen y deduscan las cosas o los problemas. Lo que esta pasando en la uniguajira es pura politica en beneficio de los que apoyan economicamente a wsa dicha soviedad politica, incluyendo a los profesores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here