Uniguajira rechaza amenazas contra el rector, docentes y directivo de la Alma Mater

Preocupados están las directivas de la Universidad con la amenaza a través de un celular. En la imagen aparecen los directivos.

La comunidad universitaria de Uniguajira rechaza las amenazas de muerte que profirió un desconocido contra las cabezas visibles del Alma Mater.

La amenaza a través de un mensaje fue enviada al WhatsApp de uno de los directivos del claustro educativo, “no son intimidaciones, estamos hablando en serio sindicalistas, consejeros, estudiantes y el rector, sigan incitando y programando marcha y verán lo que les va a pasar… Le vamos a tumbar a uno bien cercano para que les duela”.

La intimidación proferida a través de vía telefónica evidencia una clara violación al derecho a la protesta pacífica y el reclamo por la educación superior gratuita, amparada en la Ordenanza 214 de 2007 y  232 de 2008.

Esta amenaza fue rechazada por el Consejo Superior, los estudiantes, cuerpo administrativo y la multiestamentaria de La Universidad de La Guajira.

Las amenazas fueron dirigidas al rector Carlos Arturo Robles Julio, el presidente del Sindicato de Profesores de Educación de La Guajira – Sinproedujira Isidro Cotes; al docente Eyder Fajardo, miembro de la Asociación Sindical de Profesores Universitarios – ASPU y al representante de los estudiantes ante el Consejo Superior Celso Chinchia.

Este tipo de situaciones debe llamar la atención de las organizaciones de derechos humanos y de seguridad, para que velen por la vida, honra y buen nombre de los afectados. Los estamentos universitarios esperan una respuesta inmediata por parte de los órganos de seguridad estatal para conocer el autor y origen de las amenazas.

La comunidad académica respalda la gestión del rector por los avances en investigación, movilidad internacional, fomento y creación de nuevos programas académicos que inciden en el posicionamiento de la institución de mayor cobertura en el departamento de La Guajira.

Conviene anotar el irrestricto respaldo de los trabajadores, estudiantes y representantes de los sindicatos asentados en la Alma Mater,  por la defensa de una  educación digna, gratuita y de calidad.

Desde hace más de 15 días  la universidad se encuentra en cese de actividades por el incumplimiento del giro del gobierno departamental, afectando a más de 18 mil estudiantes en todo el Departamento.

Dejar respuesta