El viacrucis del personero de Maicao

Por Alcides Alfaro G.

Todo comenzó con lo del concurso para la elección del conocido defensor del pueblo el año pasado. Más de 20 abogados de la Guajira propusieron sus hojas de vida, pero gano un joven de la altiplanicie cundiboyacence del que poco se sabía. Solo que había sido candidato en unas elecciones en su pueblo, que estaba más preparado que un Yogurt y que según las damas era bien parecido o estaba bien plantado. Una vez conocido su triunfo en el Concejo local, órgano encargado de evaluar el concurso, llegaron los comentarios, demandas iban y demandas venían por parte de quienes les siguieron en puntos para ganar el puesto.

Mientras esto sucedía, afuera, en la calle, la gente del común que ya se habían enterado que tendrían un forastero en la Personería, rumoraban y comentaban que no podía ser que el personero de Maicao por primera vez fuera una persona que no conocía las necesidades del pueblo, sus costumbres y demás asuntos del acontecer cotidiano de una ciudad compleja por su multiculturalidad y su población flotante con tantos inconvenientes.

Pasaron varias semanas. Nadie conocía el famoso personero, preparado, bien plantado y con una impecable hoja de vida. Solo algunos comentaban que lo habían visto llegar al salón del Concejo acompañado aparentemente por hombres de seguridad.

Hasta que por fin, un día cualquiera, luego de ser elegido por el Concejo el 9 de Enero de 2016, el nuevo funcionario Erney Alejandro Tacha Rojas llego y se posesionó, y termino la espera del pueblo y del mismo Concejo que no hallaba que hacer con el personero elegido pero sin personero en físico.

La llegada del personero

Una vez posesionado, vino la vida social, por fin teníamos personero, la socialización con el nuevo alcalde José Carlos Molinas convirtió al forastero en otro inquilino más de la ciudad y el nuevo mejor amigo de los maicaeros. Atrás quedaron las demandas de sus colegas de concurso. Sus apariciones en los medios de comunicación eran esporádicas, pero cordiales, llenas de prudencia, sabiduría y tacto, propias de un hombre inteligente y medido en sus palabras.

Diez meses después de su trabajo, el nuevo habitante de Maicao y encargado de defender a los ciudadanos, cambio. Su percepción de la ciudad, al parecer ya no era la misma. Aunque nunca denuncio públicamente haber recibido amenazas y se le veía en algunas oportunidades acompañado de otro joven compañero de trabajo, en otras ocasiones caminaba por las calles como cualquier parroquiano sin prevención alguna. Entraba a su lugar de residencia, un viejo edificio en el centro de la ciudad, sin mayores prevenciones y saludaba a quienes lo distinguían.

Amenazas en su contra preocupan al personero

En el salón del Concejo municipal, reposan actualmente dos extensos comunicados, donde el personero, quien abandono la ciudad hace varios días, sostiene que es imposible seguir ejerciendo desde la ciudad, debido a una serie de amenazas en su contra y cita al alcalde José Carlos Molina Becerra, con quien estuvo almorzando en su casa hace varias semanas, y donde le había manifestado al mandatario que estaba preocupado porque el sueldo no le alcanzaba. Aduce el personero en su voluminoso comentario escrito al concejo que en varias oportunidades un hombre ha llegado a la sede de la personería armado con pretensiones de entrar a la fuerza y preguntando por el cachaco H.P., pero que afortunadamente su compañero nunca le abría la puerta, exponiendo su vida detrás de la pared y negando la presencia del funcionario.

Dice además Tacha Rojas de 28 años y nacido en Quetame Cundinamarca, que las amenazas han sido reiteradas mediante correos y personas indeterminadas, y que ni la Procuraduría, ni la Unidad de Protección ni la defensoría del Pueblo le han prestado atención, no obstante sus reiteradas suplicas y peticiones.

Asegura además, que la protección que se le ha brindado no ha sido la mejor, ni la que le ofrezca las mejores garantías, pues solo se ha circunscrito a la presencia ocasional de un patrullero de la Policía Nacional que llega y firma, y que muchas veces justifica que no puede estar, Aparte de eso le entregaron una cartilla de autoprotección que nada puede hacer contra las balas que pueda disparar un sicario. “Mire a la derecha que de ahí le va a salir el disparo que va a acabar con su vida cachaco h.p”, dice que advierte uno de los textos amenazantes.

El funcionario escribe además, en uno de sus apartes, o anexos como él le llama a los radicados en la secretaria del Concejo, “El día domingo 6 de Noviembre de 2016, más o menos a las 10 y 40 minutos a.m. mientras me encontraba en la entrada Universidad de la Guajira, sede Maicao, realizando el control y vigilancia de las Elecciones Atípicas, el alcalde de Maicao, José Carlos Molina, entro al claustro Universitario, se dirigió directo a mi persona, puso sus dos manos en cada uno de mis hombros y de forma grosera y altanera me dijo Personero, no diga que he mandado a amenazar a nadie, pero cuídese. Al tiempo que el alcalde puso sus manos en mis hombros, uno de los escoltas se interpuso entre el personero delegado y mi persona como alejándolo. Seguidamente, el alcalde continúo su camino y el escolta del alcalde que pertenece a la Policía Nacional y que se había interpuso entre el delegado y mi persona, me dijo: Personero, le han dado duro. Este hecho fue denunciado en la Procuraduría y la defensoría”.

El personero cita con fechas además, otras amenazas recibidas de personas que él llama indeterminadas que han llegado a la personería y otras que le han escrito por correo. Asevera además que las amenazas han llegado hasta la residencia de su madre, donde sus hermanas han leído los textos amenazantes de personas no identificadas.

Por su parte el alcalde José Carlos Molina, manifestó que lo primero que hizo fue averiguar, una vez enterado de la ausencia del personero de la ciudad, y que los abogados están al frente de eso, para ver si el personero en las denuncias que hace por el delito de amenaza, lo señala a el como responsable.

“La información que me da el abogado que está al frente, es que la denuncia que coloca en la Fiscalía, es contra persona indeterminada. Es decir, que este hombre no me está señalando a mí, como responsable de eso. Entonces, yo cómo lo denuncio a él..?.Toca verificar el tema de la Procuraduria, porque si él me hace a mi algún señalamiento, yo le responderé. Si él no me señala a mí como responsable del delito de amenaza en contra de su vida, yo tampoco podría proceder. De todas maneras estamos verificando”, dijo el mandatario.

Molina Becerra, asegura no haber tenido jamás, un inconveniente con el personero, y que por el contrario lo que ha tenido con él, es gestos que de pronto no ha tenido con muchas personas que conoce desde algunos años, y es llevarlo a su casa para que conozca su familia y almorzar con él.

Mientras todo esto ocurre, la ciudadanía se pregunta hasta cuándo van a estar sin personero, y el concejo, responsable de la ratificación de sus elección a través del concurso mencionado, hace los estudios pertinentes y las consultas del caso, para ver si le conceden el beneficio del Teletrabajo (hacer su trabajo desde su casa, vía web, con teleconferencia en vivo y en tiempo real con las personas que lo necesiten y contestando mediante correos electrónicos),o si por el contrario acuden a solicitar una sanción ante los órganos de control competentes, por abandono del cargo.

En sus radicados en el Concejo, Tacha Rojas asegura que la situación de su salud ha desmejorado peligrosamente por lo que los médicos le han recomendado tratamientos con sicólogos y especialistas para su recuperación.

La decisión del Concejo municipal, que preside el joven Miguel Felipe Aragón González deberá producirse antes que termine el actual periodo de sesiones ordinarias, el miércoles 30 de Noviembre de la próxima semana.

Dejar respuesta