La Cultura Wayúu está transcendiendo fronteras a través de la tecnología

Líderes Wayúu trabajan para que su cultura ancestral no se pierda en la modernidad.

Los Wayúu son un pueblo luchador que se ha caracterizado por ser de grandes artesanos y comerciantes, pero sobre todo por defender sus costumbres y derechos a capa y espada. Hoy están adoptando la tecnología para ayudar a preservar su cultura y que trascienda fronteras.

De la mano de grandes líderes, los Wayúu trabajan para que la su cultura ancestral no se pierda en la modernidad. Uno de ellos es Claudio Epieyu, gestor del Kiosco Vive Digital de Shiruria, quien trabaja con la Asociación de Artesanos para impulsar y preservar sus costumbres a través de los niños, además de ayudarlos a tener ingresos adicionales.

Él aprovecha que su corregimiento es de alta producción artesanal típica Wayúu y trabaja con 15 niños entre 8 y 9 años para que, en sus tiempos libres, saquen adelante el proyecto de la mano del Kiosco Vive Digital. Allí, gracias al acceso a Internet, los menores pueden ampliar sus diseños, combinación de colores y tejidos, creando manillas más llamativas para el público en general. Pero lo más importante es que les da acceso a las redes sociales, lo que les posibilita la llegada a más mercados.

Cada niño elabora una manilla diaria, luego se publican en el Facebook de la Asociación y de esa manera se comercializan. Este proyecto sigue creciendo y los niños disfrutan y aprenden, mientras elaboran productos basados en los saberes de los artesanos, fusionándolos con toda la información que pueden encontrar en Internet.

Este tipo de iniciativas incentiva el liderazgo en los participantes. Es el caso de José Francisco Bolaños, quien forma parte de este programa y siempre está dispuesto a ayudar, generando nuevas ideas y promoviendo que más niños se unan a la Asociación. Este Wayúu ya tiene el sueño de montar su propia microempresa de artesanías con todo lo aprendido en esta gestión.

Así como Claudio trabaja en Shiruria, Manaure, para mantener de generación en generación esta cultura ancestral de La Guajira a través de las manillas y las TIC; al menos dos horas por carretera Margaret Ortiz, habitante de La Cruz, Hatonuevo, hace lo propio con las mochilas.

A los 5 años, Margaret aprendió el arte de tejer, que le dado el sustento para su hogar y su familia. Sin embargo, su afán por crear algo novedoso y de alto impacto, desembocó en la idea de hacer mochilas con los escudos de los equipos de futbol colombianos, para sacar provecho del fanatismo de los nacionales.

El Kiosco Vive Digital, entonces, se convirtió en una herramienta básica para esta increíble mujer guajira. Ella se apoya en Internet para ampliar sus diseños sobre fútbol y visita YouTube para ver vídeos tutoriales de técnicas de fabricación y así, mejorar sus procesos.

Las mochilas elaboradas por Margaret son apreciadas y elogiadas, y ha llegado a venderlas en Venezuela, gracias a su calidad y trabajo. Por eso sabe que puede encontrar clientes en otras partes del mundo y va a comenzar a comercializar sus productos a través de las redes sociales.

Dejar respuesta