-Publicidad-

Sin previa autorización, en Riohacha no podrán sonar los Picós

Estas máquinas de sonido grande del Caribe, denominadas Picó, están prohibidas en Riohacha.

Riohacha no ha tenido las mejores experiencias, en cuanto a Picós de música se trata, es por ello que la Administración Distrital, a través de la Secretaría de Gobierno, que orienta el abogado, Jairo Aguilar Deluque, informó que está prohibido instalar y hacer sonar estos artefactos sin un permiso previo.

Ronal Gómez García, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, indicó que estos Picós son sinónimo de desórdenes y peleas que terminan alterando el orden público, teniendo la fuerza pública que intervenir al máximo para controlar las reyertas callejeras.

“La cultura del Picó, consiste en atraer a jóvenes para bailar más que todo champeta y ese baile por lo general lleva a una disputa, a roces, presentándose un contacto que ocasiona la riña. Es más, se dice que en todo Picó si no hay riña, entonces queda malo”, aseguró el Funcionario.

Además indicó que, en el marco del Festival ‘Francisco el Hombre’ se realizó el Festival Caribe, en el estadio Luis Eduardo Cuellar, que coordinó Yonny Palma un empresario barranquillero, “fue una maravilla, se dio un buen espectáculo porque tuvo siempre el acompañamiento de las autoridades”, indicó Gómez García.

Añadió que después que se haga con todos los requisitos que exige la Ley, coordinación de la Policía, con un plan de contingencia, con presencia de los organismos de socorro, que existan todas las condiciones y no haya ingesta de licor, seguramente lo autorizarán.

Ronal Gómez García, director de convivencia y seguridad ciudadana.
Ronal Gómez García, director de convivencia y seguridad ciudadana.

De igual forma Ronal Gómez manifestó que en días pasados debieron decomisar una de estas máquinas de sonido en el barrio Los Cerezos y se hizo con el acompañamiento de la Policía, también se contó con el Esmad. “Ese día nos vimos en la necesidad y obligación de incautar el Picó de Willintón, en donde venía siendo recurrente con el incumplimiento a las normas de convivencia”.

El propietario sabía que estaba prohibido en la ciudad de Riohacha y con ese Picó se venía presentando constantemente cada fin de semana riñas, alteración del orden público y disparos al aire por varios jóvenes que no tienen buen comportamiento.

Era un sitio de concentración de muchachos que habitan en los barrios Los Cerezos y Dividivi para bailar champeta, competir, discutir, pelear y todo este tipo de actividades, es más, se había llegado a tal punto, que era difícil el ingreso de la Policía, un cuadrante no podía entrar sólo, porque era recibido a piedras, botellas y palos por parte de esos jóvenes, terminó diciendo Ronal Gómez García, director de convivencia y seguridad ciudadana.

1 Comentario

Dejar respuesta