Imágenes como éstas son repetitivas en diferentes sectores de Maicao.

Cada campaña política que se realiza en las diferentes elecciones, se apropia de frases que buscan de alguna manera sensibilizar la voluntad popular y persuadir el pensamiento de los votantes, con ideas de trabajo y amor por la ciudad, que al final poco se cumplen esos deseos manifiestos por cada candidato.

Prueba de ello es que cuando están en plena campaña, dicen querer mucho a la ciudad y tener las mejores intenciones de solucionar sus problemas, además de trabajar si es posible no 24 sino 25 horas para asistir todas las expectativas.

Sin embargo, la realidad es otra cosa. Con el pasar de los días, semanas, meses y años luego de la campaña, pierdan o ganen los bondadosos candidatos, dejan a la ciudad sucia, llena de afiches, murales, pasacalles colgando en las vías públicas y nunca más se acuerdan de limpiar o hacer recoger todos estos elementos que les sirvieron de promoción a sus dobles intensiones, convirtiéndose todo ello en una ola de contaminación visual.

-Publicidad-

Las calles y carreras, son fieles testigos del desapego de dichos candidatos, ya que los afiches y murales, quedan ahí como muestra de esos agitados días de promesas. A lo anterior, se agrega que los propietarios de los predios donde fueron pintadas las frases promocionales,  también en aras de que se les pegue algo, nada hacen por rescatar esas zonas y convertirlas nuevamente en áreas libres de toda contaminación. Por el contrario dejan que el monte y las basuras hagan también extrañas “alianzas” con los afiches y murales para hacer ver desagradable la ciudad que todos queremos.

El tema no es nuevo como lo muestran muchos afiches y las imágenes en las paredes, pues desde hace muchísimos años, candidatos que no ganaron, otros que  sí lograron llegar y otros que se lanzaron por caprichos, siguen mostrando sus rostros en las vías públicas, en un extraño gesto como para que los recuerden toda la vida y tengan en cuenta que ellos fueron los que prometieron querer mucho la ciudad.

-Publicidad-
Compartir