El pollo asado, fue una de las opciones que tuvieron los riohacheros para almorzar ayer domingo.

Comprar más insumos para procesarlos en el menor tiempo, todo con el propósito de atender a los diferentes comensales de la ciudad, fue una exigencia de los diferentes restaurantes que debieron doblar sus esfuerzos en ausencia del gas natural.

Debieron nuevamente cambiar el gas por el carbón, situación que se volvió un poco difícil ya que debieron buscar y adquirir nuevamente los anafes y almacenar varios sacos del mineral.

La cocina que funciona solo con gas natural no pudo utilizarse.
La cocina que funciona solo con gas natural no pudo utilizarse.

Esta emergencia se presentó porque la empresa que suministra el gas en La Guajira, realizó unos trabajos en Riohacha, teniendo que suspender el servicio desde las 7:00 de la mañana hasta antes de las 3:00 de la tarde, restableciéndolo dos horas antes de lo previsto.

-Publicidad-

Decidimos dialogar con Uriel Peña Torres, administrador de Brasas de Cali, localizado en la calle 14 con carrera 5 de esta ciudad; quien dijo que comenzó a trabajar desde el sábado preparándose, teniendo que contratar más personal para realizar el proceso en menor tiempo.

“Prácticamente pasamos el día con unos muchachos que hoy se les dio descanso y están trabajando el otro turno. Diario se gasta de 3 a 4 sacos de carbón, para la tarea de hoy se compraron 10 sacos. Un domingo se vende unos 80 o 100 pollos, hoy tuvimos en disponibilidad 250 pollos asados para la demanda”, Peña Torres.

Mucha clientela en los diferentes establecimientos de venta de pollo asado ayer en Riohacha.
Mucha clientela en los diferentes establecimientos de venta de pollo asado ayer en Riohacha.

También dijo que les tocó ingeniársela y conseguir unos anafes y así calentar las sopas. El pollo a la Broaster es un producto que requiere de preparación al instante, la verdad nos tocó levantarnos a las 4 de la mañana y adelantar un poco ese pollo para suplir las necesidades de hoy. Ese pollo no se puede calentar, porque, es un procedimiento diferente al pollo asado.

Finalmente, manifestó que pese a que hicieron unos gastos adicionales, el precio del producto no se subió. “El valor que tenemos es normal accesible  a cualquier persona de bajos recursos y la calidad es la misma, aquí llegan todas las clases sociales a comprar, porque el pollo nuestro es inigualable”, aseguró.

-Publicidad-
-Publicidad-