Moradores de un populoso sector de Maicao están molestos por vertimiento de aguas residuales de dos edificios aledaños.

Notablemente molestos se encuentran los habitantes de la calle 14 entre carreras 10 y 12, uno de los sectores céntricos de más movimiento comercial de la ciudad de Maicao.

Las aguas putrefactas que vierten de dos edificios ubicados en la calle 14 entre carreras 10 y 11, los lavaderos de vehículos improvisados que afean la vía pública y la falta de vigilancia y control vehicular entre otras cosas, son las razones por las cuales los comerciantes del sector han acudido a los medios de comunicación para ventilar aspectos que no han encontrado eco en las dependencias donde han acudido para remediar la situación.

Solicitan de la secretaría de Gobierno, la asignación de vigilancia, así como ocurre en otras zonas como en la carrera 12, donde además de policías permanentes, existen Compraventas que tienen hasta dos soldados en sus establecimientos.

-Publicidad-

A la Dirección del Tránsito local le solicitan mayor control con los automotores y los carros de las diferentes líneas que tienen sus terminales en plena calle para que se organicen ya que les ha sido imposible trasladarlas a la terminal de transportes, como debe ser-, para que no obstaculicen las áreas peatonales.

Los comerciantes de la zona citada, aducen que en ese sector se bajan muchos ciudadanos venezolanos y que ya se han presentado muchos atracos protagonizados por ellos en compinche con los colombianos, por lo que se requiere de una vigilancia permanente.

Varios comerciantes del sector, dijeron que el operador Aguas de la Península ha sido indiferente ante las reiteradas quejas presentadas por las aguas servidas, y que de un momento a otro bloquearan la calle, si es necesario para que les solucionen el problema que lleva varios meses.

-Publicidad-
Compartir