Hugo Velásquez Montoya
Hugo Velásquez Montoya

Ingenieros de Etha que están al frente del cuidado y manteamiento de la represa del Cercado, han sido reiterativos en informar que el río Ranchería está totalmente neutralizado y la situación cruda del invierno presente en los últimos meses, primordialmente, en noviembre se pudo controlar, hasta el punto que no hubo necesidad de hacer uso del rebosadero y todo se manejó con las descargas controladas con que se cuentan al momento de un llenado significativo del embalse.

Así lo precisó el profesional de la ingeniería civil director de la Compañía Etha Hugo Velásquez Montoya “La llegada del agua a casi la cota máxima de la presa era un momento que se esperaba de acuerdo a los pronósticos de hidrologías que se tenían y estábamos preparados para manejarlo como en efecto se hizo” afirmó.

Dijo que las estructuras del vaso están intactas, no hay ningún deterioro en ellas. Anotó que en la actualidad las operaciones continúan normales haciendo los descargues del preciado líquido al afluente respecto a lo concertado con la Asociación de Usuarios de la Ranchería Asoranchería, para el usufructo del sector agropecuario y los acueductos.

-Publicidad-

Expresó que la ranchería le están soltando en estos momentos diez metros de agua por segundo y al comenzar a mermar la entrada a la represa en esta temporada de diciembre existe la posibilidad que en los próximos días se empiece a disminuir la descarga gradualmente hasta llegar a cinco metros cúbicos en enero.

“Lo indispensable aquí es tratar de racionar y guardar el máximo volumen de agua, para no tener inconvenientes cuando llegue la etapa de estío del año entrante”, concluyó diciendo Velásquez Montoya.

-Publicidad-