El día 6 de diciembre la exsecretaria de Educación Departamental Bely Gnecco, sorprendió a los presentes en el parque Nicolás de Federmann cuando en plena clausura del proyecto digital ‘Corredores Digitales’, dijo que no la dejaban subir a la tarima porque no era funcionaria pública.

Argumentó que ella se subió a la fuerza porque junto con José María Ballesteros fueron los que lideraron el proceso y hoy es una realidad que muchos guajiros recibieran el servicio de Wifi gratis y a otras 1500 personas le obsequiaron tablets gratis.

Algo parecido quería hacer nuevamente, al pretender ocupar el mismo cargo, ya que a su padrino le pesa tanto la cola, que estuvo a punto de conseguirlo. Para infortunio de Gnecco, dicen que se atravesó el Obispo de la Diócesis de Riohacha, Héctor Zalah Zuleta, quien habría anunciado un plantón si a ella la nombraban en el cargo.

-Publicidad-