Positivamente avanza la recuperación de la joven Kendri Carrillo quien  vivió momentos de angustia, miedo y terror cuando tomó una moto desde su residencia para dirigirse al barrio el Boscán.

Narra la afectada, que en momentos en que se dirigía al destino citado por la carrera del antiguo colegio Montes de Oca, varios hombres persiguieron insistentemente la moto al parecer para robársela, pero el conductor no obedecía la orden de los hampones.

El motociclista decidió acelerar el vehículo, pero los antisociales al ver el gesto del conductor del rodante decidieron dispararle en varias ocasiones y les gritaban que se detuvieran ante lo que hicieron caso omiso.

-Publicidad-

Sin embargo, la joven parrillera, le insistió al conductor que se detuviera porque les estaban disparando, ante lo cual el chofer de la moto no prestó atención y por el contrario aceleraba más el vehículo.

Ante esta situación, ya en inmediaciones de la Registraduria sobre la calle 5, la joven se lanzó a tierra sufriendo varias heridas que fue necesario llevarla a una clínica particular para su recuperación.

Inicialmente la joven Carrillo de 17 años y estudiante del Colegio Rodolfo Morales, fue recluida, en el área de cuidados intensivos de una clínica particular y su pronóstico era reservado en domingo en la noche. Al atardecer de ayer lunes, ya se encontraba en otro lugar del centro asistencial, consciente y en otro estado distinto que le dieron a los médicos y familiares mejores esperanzas de recuperación.

Al llegar a la clínica el pasado fin de semana, la joven ingresó con múltiples golpes en diferentes partes del cuerpo y en el momento en que era recibida por los facultativos se desmayó y perdió el conocimiento, dijo una fuente médica.

-Publicidad-
-Publicidad-

1 COMENTARIO

Comments are closed.