Trabajo comunitario para erradicar caracol gigante africano de La Guajira

274

Con el propósito de hacerle frente a la proliferación del caracol africano (Achatina fulica) en la región, la Corporación Autónoma Regional de La Guajira- Corpoguajira- viene adelantando una campaña de sensibilización a la comunidad en temas relacionados con los riesgos a la salud humana y daños ambientales que genera esta especie. Una de las acciones adelantada es la recolección del caracol en conjunto con las comunidades afectadas.

El más reciente operativo se llevó a cabo en  el Tablazo (San Juan del Cesar), y áreas de influencia de la Reserva Forestal Protectora Manantial de Cañaverales, difundiendo las medidas de prevención y control sobre los daños que causa en la salud pública, en el medio ambiente y en la agricultura; causadas por la invasión de este molusco.

El estudio técnico y de inspección por parte de especialistas de la Corporación, indica que esta especie se ha expandido en todo el área urbana y rural, multiplicándose en épocas de invierno.  Por lo anterior, se adelantan acciones que generan la disminución significativa del caracol africano en La Guajira.

Así mismo se ha capacitado a la comunidad en temas de  reproducción y ciclo de desarrollo del caracol, así como también en los factores de riesgo que afecta la salud de los seres humanos en caso de manipulación del animal y el empoderamiento en la recolección y destrucción de la especie a través de la conformación de comités de apoyo comunitario, para dar seguimiento y sostenibilidad al proceso.

El caracol gigante africano es un molusco que se encuentra entre las 100 especies invasoras más dañinas del mundo, el cual puede medir hasta 20 cm de longitud, se adapta a cualquier medio por lo cual habita en jardines, basureros y cultivos.   Puede invadir bosques y reservas naturales destruyendo el ecosistema, y  compitiendo con especies nativas; incluso pueden comer excrementos.

Se ha comprobado, que esta especie puede ser vector mecánico de parásitos, virus y bacterias el cual puede ser dispersador de enfermedades al igual que los roedores y algunos insectos. Se considera trasmisor de la angiostrongiliasis abdominal y de la meningoencefalitis eosinifilica o meningitis.

Corpoguajira invita a toda la comunidad, especialmente a los menores de edad, evitar la manipulación de estos animales sin la debida supervisión de personal especializado. En caso de alguna emergencia o desee alguna visita de inspección, comuníquese a través de los números 310 6581142, 318 5858383 y 300 6008358.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here