Por Álcides Álfaro Guerra, corresponsal Maicao.

Sujetos que portaban armas de distintos calibres incursionaron violentamente en un tramo del río el Jordán cerca al corregimiento de Carraipía donde un colectivo disfrutaba de un baño este domingo 8 de enero, en uno de los últimos días de este primer puente festivo del 2017.

Fuentes cercanas a personas que vivieron el violento hecho donde los asaltantes se llevaron todas las pertenencias de las personas que allí se bañaban, aseguran que los sujetos hicieron muchos disparos en el momento de llegar al balneario lo que produjo una estampida de mujeres, hombres y niños que buscaron refugio en el monte para luego salir corriendo hasta llegar al corregimiento prácticamente con lo que tenían puesto, unos en ropa interior y de baño algunos.

“Eso fue horrible”, narró un testigo que presenció la forma como muchos llegaron hasta Carraipía llorando, debido a que los tiros fueron muchos, al punto que nadie tuvo lugar de coger nada de lo suyo, un menor duró perdido durante varias horas, hasta  sentir llantos en el monte.

La mayoría de las personas, algunos de Carraipía y otros de Maicao, llegaron a Corregimiento como si hubieran estado crucificados, debido a las huellas que les dejaron las espinas, las ramas y los alambres que tuvieron que cruzar para alcanzar la carretera que los conducía a pie hasta el pueblo, contó otro lugareño del poblado.

No es la primera vez que los atracadores incursionan en esa vía, entre Carraipia y la Escuela vocacional donde existen varios balnearios, por las condiciones topográficas que presenta la arteria fluvial.

Profesores, alumnos y otros particulares, han sido víctimas de los hampones que no han podido ser neutralizados por el Ejército acantonado en el pueblo, a pesar de las reiteradas quejas presentadas por los habitantes del poblado.

Desde hace varios meses, los carraipiunos, le han venido insistiendo al gobierno de la cabecera municipal, que se nace necesario un puesto de Policía en el corregimiento debido a los hechos violentos que con frecuencia se presentan allí, como pelas callejeras, violencia intrafamiliar, tiros al aire y actos de sometimiento por parte de los esposos a sus compañeras sentimentales entre otras anomalías calificados por la gente de bien como graves, para una población que en otrora era un remanso de paz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here