Los familiares de los detenidos y representantes de diferentes medios de comunicación esperaban en la puerta de la Fiscalía General de la Nación, la salida de los encartados.

En la última resolución firmada por el Alcalde Velásquez, encargó al secretario de Infraestructura y Obras, al ingeniero Miguel Pitre Ruiz, como alcalde Distrital.

Al medio día hoy fue llevado a Santa Marta para luego tomar avión con destino a la capital del país el alcalde de Riohacha, Fabio David Velásquez Rivadeneira, quien será llevado por la Fiscalía ante un Juez con funciones de control de garantías, para escucharlo en indagación preliminar.

Miguel Pitre Ruiz

En la diligencia judicial realizada en la mañana de hoy en Riohacha, también fue apresada la secretaria de Educación Distrital, Dilcey Acosta Novelys, quien también fue llevada a Bogotá y junto al Mandatario deberá responder por los delitos de peculado por apropiación y contrato sin cumplimiento de los requisitos ilegales.

La investigación se remonta al año inmediatamente anterior y tiene que ver con el contrato firmado entre el Distrito y la Asociación Social del Caribe (Asocar) por un valor monto cercano a los 5.700 millones de pesos y parece ser que se entregó sin licitación pública.

El contrato tenía como objetivo la alimentación de 16.630 estudiantes en la jornada regular y otros 6.893 alumnos de jornada única durante 10 meses.

En la última resolución que firmó Fabio Velásquez encargó a Miguel Francisco Pitre Ruíz, quien ostenta el cargo de Secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, para que lo reemplace en su ausencia y estas serán por 15 días a partir de hoy 27 de enero del año en curso.

Los simpatizantes de Fabio Velásquez y funcionarios de la administración distrital también se trasladaron al aeropuerto local.

Durante las vacaciones el Ejecutivo Distrital se encargará de defenderse ante el proceso judicial que enfrenta ante la Fiscalía que lo acusa de dos delitos.

Los riohacheros fueron engañados, porque le hicieron ver que lo llevaban al aeropuerto Almirante Padilla, mientras que en dos camionetas escoltadas con seis motocicletas y una tanquera se desplazaban raudamente por la Troncal del Caribe, con destino a Santa Marta.

-Publicidad-