El pueblo de Riohacha y los visitantes caminar junto a la Patrona religiosa
-Publicidad política pagada-

Por Luis Ferrer Ferrer -Periodista.

Las calles que rodean la plaza José Prudencio Padilla del Distrito de Riohacha, se engalanaron con la presencia de propios y visitantes que como todos los años demuestran su admiración y devoción hacía la patrona de los guajiros, “Que viva la vieja Mello”, son las palabras más sentidas de todos los feligreses que caminan junto a ella en la procesión donde el único motivo es enaltecer la fe por la virgen de los Remedios.

Atenaida Quintero Bueno, profesora de Uniguajira

Cada paso que daba la multitud estaban bien marcados en las calles, un andar único que sólo los riohacheros amantes de la virgen siente al momento de sacarla de la catedral para caminar junto a ella, las primeras en avanzar en la procesión son las integrantes de la Congregación Mujeres que representan la Patrona, quienes son fieles devotas marianas: “tenemos más de 40 años representándola y siempre lo que le pedimos se nos concede, esto lo hacemos con amor y fe”, explicó Atenaida Quintero Bueno, profesora de Uniguajira.

-Publicidad política pagada-

Durante la procesión los feligreses tienen una forma muy particular de andar los que van delante caminan de espaldas mirando hacia ella, mientras los otros siguen el paso detrás de la patrona, “esto se debe a la historia cuando ocurrió el primer milagro que todos recordamos con mucha gratificación porque logro calmar la tempestad”, puntualizó Quintero Bueno.

Durante la procesión como es de costumbre se contó con la presencia de Álvaro Uribe, expresidente del país, quien como fiel devoto se unió a la multitud para continuar con la caminata en honor a la vieja Mello.

Al culminar el recorrido de la procesión, en las afueras de la Catedral se encontraba un grupo de mariachis cantándole serenatas a la virgen para luego continuar con la misa solemne de la vieja Mello, estos son momentos religiosos que disfrutan con fervor todos los riohacheros y visitantes al Departamento.

Mercedes Agudelo visitante de Venezuela

Mercedes Agudelo visitante de Venezuela: «Es una tradición muy hermosa, año tras año vengo a disfrutar de estas festividades con mi hija que vive en Riohacha».

Clara Barros, habitante de Riohacha

Clara Barros, habitante de Riohacha: «Es una tradición única  que vivimos en Riohacha, sentir el amor hacia la vieja Mello te llena de vida, paz y hermandad; que nos permite ser mejores en la sociedad».

Sara González, habitante de Riohacha

Sara González, habitante de Riohacha: «Es un acto de amor que es incomparable, esto lo hago por tradición, viene de generación seguir esta dicha de amor hacia la virgen me permite fortalecer mi espíritu y da claridad a mi alma».

-Publicidad-