Desconcertados y hasta decepcionados de algunos funcionarios públicos tanto del Distrito como de la Secretaría de Salud Departamental, se encuentran varios habitantes del barrio Camilo Torres de Riohacha, porque en varias oportunidades se han dirigido a estas entidades y continúa el mal olor que produce un criadero de cerdos en el sector y a la fecha se encuentra acochinado el mismo.

-Publicidad-