Riohacha es una de las poblaciones con mayor riesgo en el departamento de La Guajira, tanto en su zona urbana como rural, así lo advirtió la Corporación Autónoma Regional de La Guajira, Corpoguajira, por lo que hace un llamando a la administración distrital para que realice las obras de mantenimiento que se requieren, ante la llegada de la temporada de lluvia.

En el casco urbano, por su alta vulnerabilidad en la evacuación de las aguas podría generar amenazas de inundación en el sector de Villa Fátima y del barrio Arriba.

“Es una situación que amerita se tomen decisiones rápidas sobre la canalización del riíto y se libere ese cauce para que puedan evacuar las aguas del río Ranchería”, sostuvo el director de Corpoguajira Luis Manuel Medina Toro.

Situación similar se vive en el caso del río Tapias en la zona de Pelechúa y Las Flores, Puente Bomba y Anaime, en donde se realizaron unas obras de Colombia Humanitaria a través de Corpoguajira, por los efectos causados por el fenómeno de “La Niña” en 2010 – 2011, las cuales requieren mantenimiento para que puedan cumplir con su función de mitigación ya que existe una vulnerabilidad en el cauce.

Luis Manuel Medina Toro.

Otra de las obras que requieren de mantenimiento son las realizadas en el río Cotoprix y en Barbacoas en donde ambas poblaciones estarían en riesgo.

En el caso de Cotoprix, en años anteriores Corpoguajira  y el distrito intervinieron el río aguas arriba para proteger a la población. Dichas obras han sido debilitadas por una creciente que sufrió el río, por lo que ameritan un mantenimiento. Ante la falta de recursos se gestionaron los trabajos con la empresa privada, pero la comunidad se opuso.

Medina Toro, denunció que “se logró conseguir con la empresa Grodco el compromiso de realizar las obras por compensación voluntaria, pero la comunidad no dejó que las maquinas entraran a hacer dichas obras”.

Según el director, esta obra es necesaria, porque si no está expuesta la población a una creciente súbdita con un caudal que sobrepase el nivel del cauce, lo que podría generar problemas serios a las casas o a los patios de la vivienda que dan al río.

“La gente ha ido ocupando la ronda del río y el río por efectos de erosión ha ido socavando el cauce y ya está muy próximo al pueblo”, puntualizó Luis Manuel Medina Toro.

Finalmente, la autoridad ambiental, sentenció que no tiene los recursos, ni la competencia para realizar dichos trabajos, ya que su competencia es la de asesorar y brindar soporte técnico de prevención.

-Publicidad-