El juego de Dominó con el paso del tiempo se convierte en una pasión.

Por Maybelys Avila – Redactora de LaGuajiraHoy.com

Cae la tarde y uno a uno va llegando al lugar de encuentro, una cita fija sin muchos protocolos; amigos, compadres, vecinos y primos que se encuentran alrededor de una mesa, cuatro sillas y 28 fichas que le dan sentido a la reunión.

Les hablo del popular juego del dominó muy famoso entre los riohacheros quienes por generaciones han encontrado en este juego un espacio para la distracción del día a día, un motivo para encontrarse y disfrutar del tiempo libre.

-Publicidad-

La calle Quinta entre carrera 10 y 11, en el Centro Histórico de Riohacha, es testigo de las tertulias que se forman cuando el grupo de aproximadamente, 15 hombre en su mayoría de la tercera edad se disponen para disputar este juego.

“Tenemos más de 10 años de estar conformados, la mayoría aquí somos pensionados y aprovechamos este tiempo para compartir y ejercitar la mente” cuenta Carlos Sequeira, quien resalta que este club está establecido como tal bajo el nombre de ‘Los Veteranos’.

Este grupo de sesentones se caracterizan por ser muy elocuentes, dicharacheros, picaros al hacer las jugadas;  características que de acuerdo con las reglas del dominó los haría quedar fuera de cualquier torneo.

«De acuerdo al reglamento colombiano de dominó que se asemeja al reglamento de Suiza, las reglas son muy exigentes y no se ve nada de esto” argumenta Carlos Sequeira mientras bromea con sus compañeros.

Todas las tardes cerca de las 5 y 30, los primeros que lleguen a la casa de Cesar Barros en la calle Quinta con diez, sacan la mesa y las cuatro sillas, preparan el lugar frente a la casa justo debajo del poste de energía eléctrica que le colabora con la visibilidad del juego cuando entra la noche.

Estos caballeros se conforman en parejas para jugar cruzado, entre cada ficha que golpea la mesa los espectadores van acompañando las jugadas con un chiste, el tarareo de una melodía y una que otra discusión por no entender la jugada que se está llevando.

No importa cuál sea la pareja, lo importante es hacer el ejercicio mental y disfrutar el momento, resaltan los participantes de este popular juego considerado el deporte del pueblo, actualmente, en Riohacha existen varios grupos conocidos que cada tarde se reúnen en diferentes puntos, están los del parque frente al cementerio, en la primera cerca de los kioscos, en el Tambo, Coquivacoa, donde Jesualdo Ortiz, América en la calle 25 y en la quinta, entre muchos otros lugares.

Este juego se ha conservado por mucho tiempo y para Julio Quintero ‘el profesor’, presidente de este club, en la mesa de dominó se demuestra la sabiduría y sapiencia del vivo, quien con su agilidad para las señales o claves ayuda a ganar.

El golpe de la ficha sobre la mesa es como un canto a la jugada y se hace para intimidar al otro e indicar los movimientos que vienen. Entre acumulación de puntos se desarrolla el juego, quien vaya perdiendo sede su puesto y así transcurre hasta llegar la noche cerca de las nueve donde cada quien se despide hasta del día siguiente.

-Publicidad-