La estructura no se sostuvo porque los gatos no estaban bien puestos.

La Sociedad de Arquitectos de La Guajira, capitulo Maicao, emitió un concepto técnico sobre el colapso de una viga perimetral de voladizo en una obra que se ejecuta en la calle 10 con carrera 8 de Maicao en una área de construcción de 302. 77 metros cuadrados, destinado a una edificación comercial.

A juicio de la organización de profesionales de la arquitectura, la cual realizó una inspección ocular donde se presentó el incidente que dejó tres personas levemente lesionadas, la causa del colapso, fue única y estrictamente generada por la falla del apuntalamiento (gato metálico), el cual se fracturó al momento del llenado en concreto de la viga perimetral del voladizo que colinda con la calle 10 con longitud de 12 metros y una sección de 15 centímetros por 50 centímetros, generando un efecto dominó de desplazamiento de los apuntalamientos.

Kaled Said Ibrahim Osman.

Así mismo, la el gremio orientado por el arquitecto Kaled Said Ibrahim Osman, celebra que no se hayan presentado víctimas fatales en este percance que si dejo pérdidas materiales estimadas en 5 salarios mínimos legales vigentes.

-Publicidad-

Los arquitectos del gremio recomendaron al responsable del proyecto finalizar el proceso de legalización de la licencia ante el Departamento Administrativo de Planeación Municipal para continuar con la ejecución de la obra, al tiempo que solicito  a la comunidad en general, a que tramiten en los tiempos correspondientes, los tramites respetivos ante las autoridades municipales para tener en sus manos la licencia de construcción con todos los requisitos legales y hacer un uso adecuado de los espacios públicos evitando invadirlos con materiales para las obras.

Este medio de comunicación pudo establecer que la oficina de Planeación Municipal no cuenta con el número de profesionales suficientes para adelantar las inspecciones en las obras que se ejecutan, por lo que el 70% de las mismas se llevan a cabo sin los permisos respectivos o las licencias.

Para la Sociedad de Arquitectos, la ausencia de una Curaduría Urbana, facilita que quienes realizan estos trabajos lo hagan sin los requisitos mínimos y sin las licencias.

Una de sus principales funciones  de la Curaduría, es verificar la realidad de los proyectos de parcelación, urbanización y construcción y demás sometidos al trámite de licencias con las normas urbanísticas vigentes.

Entre muchos de los requisitos que debe reunir el curador urbano, el principal es el de ser profesional en arquitectura o ingeniería, o poseer un posgrado en urbanismo o planificación urbana o regional.

-Publicidad-