El canal Robles cobró la vida de un menor de edad, quien se encontraba junto a su señora madre cuando ésta se disponía a lavar la ropa junto al caño.

La abuela del menor Delfina Rosa Chamarro, informó que la madre de la niña se trasladó hasta el lugar para lavar la ropa ya que en el poblado de Pelechúa no cuentan con el suministro de agua potable.

En un descuido de la madre el niño se metió al caño, al no verlo despertó la preocupación de la familia, los vecinos salieron en la búsqueda del menor y fue hallado en la orilla agonizando, informó la abuela.

Vecinos del lugar cuentan que el niño fue trasladado de inmediato a una clínica de Riohacha donde llegó sin vida, reclaman que el puesto de salud del poblado lleva cuatro años cerrado.

Según Mónica Noriega habitante de Pelechúa “este es el segundo caso que se presenta y tiene que ser trasladado hasta Riohacha porque el puesto de salud esta de lujo”.

Pelechúa es un poblado que se encuentra a un lado de la vía que de Riohacha conduce a Santa Marta, a la margen izquierda antes de llegar al caserío de Puente Bomba.

-Publicidad-