El cabo Primero Jhovany Andrés Santa, integrante del Gaula Militar de La Guajira.
-Publicidad política pagada-

Por ostentar la dignidad de funcionario público de una institución armada, el Inpec determinó recluir en el calabozo del batallón Cartagena, al suboficial perteneciente a la Décima Brigada Blindada del Ejército, quien está siendo investigado por el delito de extorsión.

El militar fue identificado como Jhovany Andrés Santa, cabo Primero integrado al Gaula Militar de La Guajira, junto  un civil quien se hace llamar Hugo Alberto Gaviria Hernández, fueron capturados por la Policía en Maicao, cuando se disponían recibir dos millones de pesos, por concepto de una extorsión.

El operativo estuvo a cargo de comisión de la Policía Nacional que se dispuso en planear junto con el propietario la entrega del recurso y la detención fuese en flagrancia.

-Publicidad-

Comunicado de la Décima Brigada del Ejército Nacional

Una vez conocida la situación, el comandante de la Décima Brigada Blindada, General Pablo Alfonso Bonilla Vásquez, indicó que el suboficial fue capturado por la Policía Nacional por los delitos de tentativa de extorsión y porte ilegal de arma de fuego.

Igualmente, aseguró que durante en la audiencia se ordenó medida de aseguramiento intramural.

“Que estos actos no corresponden al actuar de quienes con honor portan el uniforme de la institución castrense”, precisó el boletín de prensa de la institución castrense.

-Publicidad-
Compartir