Cancha del barrio Divino Niño se anega de agua lluvias

Esta es la cancha de fútbol del barrio Divino Niño de Riohacha.

-Publicidad-

Cuando en la ciudad llueve, se acaba el fútbol para los vecinos de la cancha del barrio Divino Niño, porque esta se encharca y se convierte en un lodazal, imposibilitando que tanto jóvenes como adultos ejercitar su cuerpo y se olviden de cualquier actividad física.

Convirtiéndose en una dura sentencia que deben afrontar los deportistas o amantes de la actividad física en los sectores más deprimidos del Distrito Turístico y Cultural de Riohacha.

Los jóvenes y niños se acercan para darse cuenta si ya se secó la cancha de arena para meter un gol en los oxidados arcos de hierro, que muestran la acción del descuido y la falta de mantenimiento del Estado.

Los jóvenes y niños se acercan para darse cuenta si ya se secó la cancha de arena para meter un gol en los oxidados arcos de hierro

Solo son los más osados quienes disfrutan este pequeño semidestruido escenario deportivo, pero no para jugar sino para divertirse en el agua estancada que allí ha quedado, que con el tiempo podría convertirse en foco de infección para quienes se echan un chapuzón.

El estado del campo para practicar deporte, pareciera que no lo quisiera, el Gobierno, la acción comunal y ni siquiera los dirigentes deportivos, quienes tampoco asumen el problema.

Se pudo conocer que a finales del año pasado se hicieron unos estudios y hasta se comenzó la propuesta de reconstrucción por parte de la Secretaría de Obras Distrital.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here