Aspecto de la cancha del barrio Eurare de Riohacha.

La recreación y el aprovechamiento del tiempo libre se hacen difíciles para los niños y jóvenes del barrio Eurare debido al notable deterioro que presenta la cancha principal del sector.

Todos los días, los menores toman un balón y buscan entretenerse sobre placas de concreto agrietadas, arcos oxidados, aros de baloncesto inexistente, mallas rotas y graderías que se han ido cayendo a pedazos con el pasar del tiempo.

A diario, temprano en la mañana, un grupo de ciudadanos de diversas edades se congregan para realizar actividades físicas. Sin embargo, es complicado para ellos debido a las deplorables condiciones del lugar.

-Publicidad-

Para la comunidad es difícil realizar un evento comunitario en el lugar. Así lo confirma Lesbia Pacheco, Presidenta de la Junta de Acción Comunal. “Ha sido una lucha con diferentes administraciones para que nos arreglen el parque. No los podemos usar correctamente para eventos y reuniones.

Para la comunidad es difícil realizar un evento comunitario en el lugar.

Los jóvenes vienen a jugar siempre aquí, pero esto no tiene las condiciones para eso, hay mucho riesgo y cada día que pasa se va poniendo peor, ya ahorita nos quedamos sin mallas, sin arcos, sin nada, porque no hay ni siquiera un pequeño mantenimiento”, afirmó.

La dirigente comunal agregó que en la Alcaldía de Riohacha no existe un proyecto destinado para la adecuación de la cancha.

“Nuestro barrio merece un sitio de recreación digno donde nuestros niños y jóvenes puedan practicar sus deportes sin dificultad. Mire que los que quieren jugar baloncesto no lo pueden hacer porque no hay aros, y el óxido de las estructuras pueden ser un peligro para ellos”, añadió Pacheco.

-Publicidad-
Compartir