-Publicidad política pagada-

Un trabajo mancomunado entre Cerrejón y la comunidad consolidó con la entrega de la planta procesadora de agua potable, un proceso de conciliación y traslado que llevó cerca de 10 años hoy logra beneficiar a 150 indígenas Wayúu.

Llenos de satisfacción por el objetivo logrado, Cerrejón y la Comunidad de Tamaquito II celebraron este miércoles la puesta en funcionamiento de la planta procesadora de agua potable que beneficiará alrededor de 40 familias que lograron establecerse en el asentamiento ofrecido por la empresa carbonífera.

La consolidación de esta obra se logra luego de 10 años de proceso de diálogo y conciliación entre la empresa y la comunidad indígena que permitió el traslado de su lugar de origen, ofreciéndoles mejores condiciones de vida con la construcción de la planta procesadora de agua potable, la entrega de casas rurales y tierras para la siembra y cría de animales.

-Publicidad-

Roberto Junquito, presidente de Cerrejón, reconoció el papel desempeñado por Jairo Fuentes cabildo gobernador de Tamaquito II, “Esto se logra gracias a la unidad de la comunidad y al liderazgo con el que Jairo manejó el proceso de diálogo, donde se respetó la autonomía y se tomó en cuenta la opinión para la realización de la planta y de las casas”.

Por su parte, Jairo Fuentes, cabildo Gobernador de la Comunidad de Tamaquito II, expresó con agradecimiento la entrega de la planta ya que con esto se garantiza el acceso a agua potable de las 150 personas que forman parte de su comunidad.

“Queremos que esta obra perdure en el tiempo, y gracias a la capacitación que Cerrejón nos ha dado, así será, queremos ser ejemplos para otras comunidades, que no todo se les dé ya realizado sino que trabajen unidos para lograr lo que quieren”, manifestó Jairo Fuentes.

Instantes cuando el cabildo Gobernador Jairo Fuentes, estampa su firma en el documento que ampara la entrega de la planta potabilizadora de agua a su comunidad indígena Tamaquito II. Estuvieron presentes, el gobernador de La Guajira, Weildler Guerra Cúrvelo y el alcalde de Barrancas, Jorge Cerchiaro Figueroa.

Dentro del proyecto se dio la capacitación de cinco miembros de la comunidad quienes serán los encargados del proceso de potabilización del agua, esto fue posible gracias a la participación activa de la comunidad dentro de la conciliación donde se tomó su opinión sobre el sistema más apropiado y los materiales utilizados en la construcción de la obra.

Cerrejón reconoció la importancia de conciliar y escuchar a los líderes y sus comunidades ante las necesidades que requieren prioridad y de cara a ellas actuar. Esperan que proyectos como este se sigan dando dentro de las comunidades indígenas que permitan la avanzar y mejorar condiciones de vida.

En la entrega estuvieron presentes: el gobernador de La Guajira, Weildler Guerra Cúrvelo, el alcalde de Barrancas, Jorge Cerchiaro Figueroa, Giovanni Molano, delegado del Viceministerio de Agua y Saneamiento; Luis Vangrieken, delegado del Ministerio del Interior, autoridades tradicionales y miembros de la comunidad.

-Publicidad-