Los habitantes del este corredor del Distrito de Riohacha, están interesados en rescatar los valores y han conformación del Tren de la Prosperidad

Con la firma del acuerdo de paz, muchas poblaciones del país vieron la posibilidad de volver a sus tierras, a sus raíces, rescatar y restituir lo que el tiempo de guerra dejó. Al sur de La Guajira muchas poblaciones fueron víctimas del conflicto de los grupos armados, hoy día estos pueblos reflejan las huellas de la guerra las cuales han sido inspiración para trabajar por la paz.

Enfocados en la consolidación de la paz, se crea en los corregimientos de Juan y Medio y Las Palmas “Tren de la Prosperidad” cuyo fin es montar en él a todo aquel que desea trabajar y hacer realidad pueblos prósperos, cuyo ambiente esté basado en la armonía y hermandad de sus habitantes.

El “Tren de la Prosperidad” es una organización creada por la iniciativa de Eider Manjarrez, nativo de la región de Los Cancamos, docente de la Institución Educativa La Sierra Nevada, quien en vista de los conflictos que estaban presentes en el poblado, recordó cómo en tiempos ancestrales sus abuelos y demás adultos solventaban las disputas entre vecinos desde la conciliación pacífica alcanzada con el diálogo.

-Publicidad-

“El concejo de mayores era el que se encargaba de mantener la paz en la región, desde su sabiduría empírica, llevaban el proceso de conciliación de manera armónica, y así mantenían la paz”, expresó Eider Manjarrez coordinador del “Tren de la Prosperidad”.

Eider Manjarrez.

Cuenta que no ha sido fácil recobrar la tranquilidad que les robó la guerra, pero poco a poco han ido dándole forma al sueño de quienes han vuelto a sus tierras, para rehacerse nuevamente, y es por eso que arranca con el tren.

La iniciativa lleva año y medio de formalizada, integrada por 22 adultos mayores, quienes son convocados todos los domingos y con su sabiduría se encargan de dar solución a las disputas presentes o trabajar en actividades propias del poblado.

Cuenta el coordinador que esta iniciativa se dio por la pérdida de las tradiciones que ya se estaba haciendo notable, “los niños y jóvenes estaban desconociendo su cultura, y decidí recurrir a los viejos de las Palmas y Juan y Medio, la idea es que los más jóvenes vayan de la mano con los ancianos para que nunca se preserve la tradición”.

El objetivo es fomentar en las generaciones venideras los valores de la paz, tolerancia y fraternidad con la que los ancianos vivían en tiempos de antaño, “cuando los convoque muchos se resistieron porque decían que ya estaban viejos y pasados de moda, pero hoy día al ver de lo que son capaces de hacer nadie se quiere bajar del tren y cada día son más  los que se quieren montar”.

El objetivo es fomentar en las generaciones venideras los valores de la paz, tolerancia y fraternidad con la que los ancianos vivían en tiempos de antaño

Hasta ahora son muchos los logros alcanzados, todos con el esfuerzo propio y el aporte económico de cada miembro. Cuentan con un uniforme donde se visualiza el nombre de la organización y una camioneta propiedad de Eider que ha puesto a disposición para trasladar al grupo a donde sea necesaria su presencia.

Han dado solución a más de 30 conflictos, sin la presencia de los corregidores, actualmente están construyendo dos museos de cultura una en cada corregimiento donde se podrá encontrar registros ancestrales. “El Tren quiere seguir andando y espera llegar a todas las regiones vecinas para llevar la prosperidad y consolidar la paz”.

-Publicidad-