Son más de 90 días de cese de actividades, por tal razón, con manifestaciones los habitantes de Manaure exigen que se concluya el paro y dan respaldo a la continuidad de Big Group al frente de las operaciones de explotación de sal en el municipio.

Se ha conocido de parte de los líderes de la población que de no hacerse su petición no se moverán las instalaciones de la alcaldía donde realizan la protesta.

Manifiestan los pobladores que tienen derecho al trabajo, que se ha visto violentado por el deseo de los sindicatos de perpetuar el paro, sin aceptar ninguna de las propuestas que ha presentado la empresa para reanudar con las operaciones.

-Publicidad-

Los sindicalistas exigen el retiro total de Big Group argumentando que ellos pueden tomar el control de las minas de sal. Sin embargo, los pobladores se han manifestado en contra de la actitud de los agremiados, ya que son ellos los principales afectados.

Casi el 80% de la población depende de esta actividad para poder subsistir; transportadores, coteros, comerciantes, mujeres Wayúu explotadoras, dueños de molinos e incluso, vendedores informales.

“No es fácil, el tema se salió del ámbito trabajador-empresa y se convirtió en un tema social. Yo invito a propiciar el dialogo pero gran parte de las decisiones referente a la crisis de Manaure, las debe tomar el gobierno nacional a través de la Agencia Nacional de Minería, el Ministerio del Interior y el Ministerio del Trabajo” dijo Weildler Guerra Cúrvelo.

Finalmente, el gobernador de La Guajira, Weildler Guerra Cúrvelo, que la situación depende, también, de la voluntad de la ciudadanía de buscar una salida democrática y consensuada de lo contrario se sumirán aún más en una crisis social profunda.

-Publicidad-