Durante la pasada temporada invernal, varios habitantes del barrio Cooperativo Norte se mostraron sumamente preocupados por la inundación de sus casas.

Miriam Amaya Epieyú

Con métodos improvisados, procuraban sacar la copiosa cantidad de agua que se adentraba en sus casas, debido a la deficiencia de las rejillas de alcantarillado pluvial que se encontraban taponadas por múltiples desechos, como basura, arena hojas, entre otros.

Cada hora de lluvia se volvió una tortura para ellos, aun después de la aguacero tuvieron que hacer todos los esfuerzos posibles por recuperar varios muebles, enceres y prendas que amenazaban con perderse.

-Publicidad-

Hoy el panorama de las rejillas no cambia y la zozobra permanece en el sector, principalmente en calles como la 14b con calle 21 y la 14c con 24. Así lo asegura Osama Taylor Peñalver, Presidenta de la Junta de Acción Comunal de barrio.

“Estamos preocupados porque vienen las lluvias y nada que han arreglado eso. Muchas casas se inundan. Nosotros estamos esperando que la Alcaldía, la Gobernación, que se den cuenta de la magnitud del problema que tenemos acá”, afirmó.

Miguel Pitre Ruiz.

Otra ciudadana afectada es Miriam Amaya Epieyú, asegura que no solo las rejillas presentan obstrucción sino que en ocasiones han sido robadas por vándalos. “No se sabe quién se las lleva y le ha tocado a la Alcaldía poner otras. Pero hay que decir que no la han limpiado y eso perjudica a la población”, señaló.

Miguel Pitre Ruiz, Secretario de Obras de Riohacha, asegura que se atenderá el problema de las rejillas que aún se encuentran taponadas. “Como Secretaría tenemos esa deuda pendiente con la ciudadanía y vamos a cumplir con la limpieza de esas rejillas en los diferentes barrios. Aun no podemos dar fecha específica, pero ya estamos trabajando para que sea lo más pronto posible”.

-Publicidad-