Extremadamente peligrosos están las alcantarillas en el barrio Luis Eduardo Cuellar de Riohacha.

Dos colombinas y una cinta amarilla alertan a los vehículos sobre el peligro que representan los huecos que han dejado las averiadas rejillas de alcantarillado pluvial en el barrio Luis Eduardo Cuéllar de Riohacha. En una de las calzadas de La carrera 7h con calle 21, el tránsito se vuelve más lento debido a que los vehículos deben esquivar el tramo que hoy está compuesto de huecos. También se ve afectada la calle 22 con esta misma carrera.

Hace aproximadamente un año, la administración distrital decidió adecuar las rejillas que se encontraban endebles y las reforzó para que el pasar de carros y motos no las afectara. Sin embargo, la duración de la obra ha sido limitada y debajo de ellas hay cúmulos de basuras que impiden cumplir su función de drenar aguas lluvias.

La situación es pésima debido al estado en que se encuentran las rejillas.

Hoy la comunidad manifiesta su preocupación. “La situación es pésima debido al estado en que se encuentran las rejillas, ya que es una vía bastante transitada. Hasta el momento no hemos presentado la necesidad de la reparación a las autoridades competentes ya que es un problema que podemos solucionar desde la comunidad, y en la cual ya estamos trabajando con la Junta de Acción Comunal”, señaló Efraín Carrillo, Presidente de la Junta de Acción Comunal del Luis Eduardo Cuéllar.

-Publicidad-

Carrillo, afirma que la Junta de Acción Comunal se reunirá para buscar soluciones donde los miembros del sector aporten para la adecuación de las rejillas. “Ya no queremos tocar las puertas de la administración porque con tantos problemas que hay en Riohacha, puede que eso tarde. Nosotros como comunidad lo podemos hacer más rápido y de una manera más efectiva”, añadió.

-Publicidad-