El festival de kilómetro estuvo en Riohacha y dejó grata impresión.

La noche de este sábado quedó pintada con la carrera de colores, cinco kilómetros de diversión se vivieron por las principales calles del Distrito; donde niños, jóvenes y adultos fueron testigos del evento que integra a toda la familia en un mismo disfrute.

El Kfestival impregnó de color y alegría a familias riohacheras.

Cerca de las 6:00 de la tarde un centenar de niños y jóvenes acompañado por sus padres fueron llegando a la cita, en la calle 15 lugar de partida de la carrera donde la diversidad se une y sin distinción alguna todos disfrutan de un mismo espectáculo.

Personas de todas las edades se dispusieron para vivir esta experiencia con atuendos, accesorios y maquillaje full color se preparaban para lo que sería una descarga de energía.

-Publicidad-

En el estacionamiento del coliseo Eder Jhon Medina, el animador Salomón Bustamante fue el encargado de preparar la carrera y crear el ambiente con la primera descarga de colores que encendió los ánimos, y con el conteo regresivo arrancó la marea que llevaría alegría.

La noche de este sábado quedó pintada con la carrera de colores, 5 kilómetros de diversión se vivieron por las principales calles del Distrito.

El recorrido comenzó en la calle 15, hacia Cuatro Vías, continúo por la avenida de Los Estudiantes, llegando a la calle Primera y terminando frente a Anas Mai. Durante la caminata los participantes descargaban los colores.

Asimismo, los organizadores, en puntos estratégicos contagiaban a los jóvenes de adrenalina, expulsando colores con extintor, acorde a sonido y animación del presentador oficial.

Durante la travesía los transeúntes que se detenían para observar, fotografiar y aplaudir a los participantes del festival, que causó una impresión positiva en la ciudad.

El Kfestival es uno de los eventos más grande a nivel mundial dedicado a toda la familia, lleva varios años recorriendo las ciudades de Colombia y por segunda vez llegó a Riohacha; logrando la participación de grandes y chicos que aprovecharon el momento al máximo.

“Es muy importante crear espacios como estos para la familia, a nosotros nos gusta el deporte y hemos traído a nuestros hijos para participar en la carrera y divertirnos al mismo tiempo”, expresaron los esposos Bonilla Toro, quienes se encontraban juntos a sus hijos en el recorrido.

La carrera terminó a la orilla de la playa frente al centro de convenciones de Anas Mai

La carrera terminó a la orilla de la playa frente al centro de convenciones de Anas Mai, ahí una tarima los esperaba y el DJ Kevin fue el encargado de crear mezcla musicales para la gran fiesta, quien junto Salomón Bustamante y al equipo de animación de Comfaguajira continuaron con la diversión.

Con concursos deportivos y de bailes se premió a los asistentes con bonos por un año para entrenamiento de gimnasio y descuentos en diferentes tiendas de un centro comercial de la ciudad. Cerca de las 9:30 se realizó la última descarga de color para despedir el evento que transcurrió en un ambiente de sano esparcimiento con el compromiso de volver el próximo año.

-Publicidad-