Las mujeres de la sal exigen el derecho al trabajo.
-Publicidad política pagada-

Las mujeres cosechadoras de las charcas (minas de sal marina) Shorshimana y Manaure, en el Resguardo de la Alta y Media Guajira, municipio de Manaure, explican el porqué se han tomado las instalaciones de la Alcaldía de ente territorial.

Argumentan que desde hace casi un siglo, las mujeres de todos los E´rukuu del pueblo Wayúu, junto con hermanos guajiros y del pueblo indígena Zenú, hemos trabajado en la explotación de sal, y de allí mantenemos a nuestras familias.

Aseguran que nunca han vivido en paz en la relación con el Gobierno colombiano representado en distintos ministerios que han administrado las salinas de Manaure, como bien está demostrado por la historia colombiana.

-Publicidad-

Las mujeres explotadoras de las minas de sal se organizaron en la institución Waya Wayúu, pertenecen a la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC, y luchan  por sus derechos y por tener una vida digna. Recuerdan haber firmado en el año de 1991, un acuerdo con el gobierno para que se nos garantizara el derecho al trabajo, la salud y educación, así como el derecho de hacer parte de una empresa de economía mixta.

Las altas cortes mediante distintas sentencias les han dado la razón, y producto de ello, se constituyó la empresa Sama Ltda, de la cual hacen parte y el Ministerio de Comercio Industria y Turismo aun hoy no ha entregado los activos que les corresponde.

Asimismo, se acuerdan que la última cosecha de sal la trabajaron en el año 2008, de allí en adelante miles de mujeres no perciben ingresos económicos, resultado de ello es el alto estado de desnutrición de los niños de Manaure y las Sabanas.

En el mes de enero de 2017 con base a los compromisos pactados con el Operador Big Group Salinas de Manaure se iniciaron los trabajos de acondicionamiento de la charca Shorshimana con el objetivo de tener la cosecha indígena para mes de septiembre de 2017 después de 10 años, hoy ven que nuestros deseos se han truncado luego de esperar respetuosamente 60 día de una huelga  laboral de los sindicatos Sintrabgsalinas y Sintrasalinas.

Las salinas de Manaure.

La huelga ha continuado y hoy llevan 30 días más que se han convertido en vías de hecho, colocando en grave riesgo el trabajo de las familias cosechadoras  y la economía del municipio sin recibir el apoyo de las autoridades para mediar una solución oportuna que nos brinde el sustento.

Las mujeres cosechadoras de Waya Wayúu, solicitamos al gobierno colombiano, a la empresa Operadora y Alcalde Municipal, así como a los organismos de control el cumplimiento de lo pactado en el contrato de operación que es la cosecha de sal de las charcas de Shorshimana y Manaure, para restablecer el orden del trabajo que nos corresponde y para el bienestar social de nuestras familias.

-Publicidad-