Taxistas de Riohacha protestaron porque los vehículos particulares trabajan de manera ilegal.

En las tres entradas viales del Distrito; vía a Maicao, salida a Santa Marta y vía a Valledupar, se movilizó el gremio de taxistas con el fin de exigirle a los entes territoriales, hagan lo de su competencia para acabar con el transporte informal e ilegal.

Las empresas, propietarios, administradores y conductores de taxis manifiestan que cada día es más difícil conseguir pasajeros debido al aumento en carros venezolanos o colombianos que prestan el servicio de carreras o colectivos sin los requisitos mínimos para garantizar la seguridad de los usuarios.

Según ellos, muchos de esos vehículos no cuentan con el seguro obligatorio contra accidente (SOA), muchos menos con control de tecnomecánica. Adicional a ello, piensan que este tipo de carros no contribuyen al desarrollo económico del Departamento, intensificando la crisis social.

-Publicidad-

“No pagan impuestos como lo hacen las empresas constituidas para prestar el servicio de transporte urbano y solo aportan a la contaminación del medio ambiente” manifestó un administrador de una de las empresas promotoras, quien pidió reserva su identidad.

Exigen a las autoridades de tránsito hagan los controles pertinentes para sacar de circulación aquellos vehículos que transitan por la ciudad sin los documentos necesario y más aún si están poniendo en riesgo la vida de los riohacheros.

En Riohacha, una carrera tiene un valor, por decreto del Distrito, de 4000 pesos en día y 5000 en horas de la noche, sin embargo, los taxitas cobran 5000 en cualquier horario. Por su parte, estos vehículos venezolanos o colombianos que no están habilitados para prestar el servicio, se ajustan a la necesidad del pasajero. Es decir, por carreras cortas pueden cobrar desde 3000 pesos.

-Publicidad-