Aspecto de la toma que hicieron los miembros de las Mesas de Participación de las Víctimas Distrital y Departamental.

Los miembros de las Mesas de Participación de las Víctimas Distrital y Departamental se tomaron las sede de la Casa de Justicia de Riohacha, con el fin de manifestar su inconformismo con respecto a la poca atención que han prestado el gobernador encargado, Weildler Guerra Cúrvelo y la alcaldesa encargada, Isset Tatiana Barros, para con su población.

“Decidimos tomar las vías de hecho debido a la desatención y la indiferencia que hay en el Distrito y el Departamento con las víctimas. A la Alcaldesa se le ha enviado dos documentos solicitando una reunión y ni los responde. Como también, hemos tenido conocimiento de algunos proyectos que se han ejecutados con recursos de víctimas y no sabemos con qué poblaciones la hicieron”, denunció Niria Brito, recientemente elegida Coordinadora de la Mesa Distrital.

Hugues Ariza Tatis.

Por su parte, Dagni Viecco Jiménez, representante de la Mesa Departamental, dijo, “el Gobernador encargado hace caso omiso a la ley 1448 de 2011, donde se le da participación efectiva a las víctimas dentro de los entes territoriales para  desarrollar iniciativas para el goce pleno de sus derechos”.

-Publicidad-

El Personero Distrital, Hugues Ariza Tatis, quien no pudo acceder a su despacho, declaró, “en reiteradas ocasiones se le ha solicitado a la alcaldesa que se reúna con ellos debido a su condición de víctimas y la prioridad que les otorga la ley, pero no ha sido posible. Desde nuestro despacho, hemos estado al tanto de sus condiciones y hecho lo de nuestra competencia, como secretaría técnica que somos de la Mesa Distrital de Víctimas”.

 “Es una sorpresa para nosotros este tipo de circunstancias, pensábamos que los colectivos de víctimas tenían una reunión en Personería Distrital. De todas formas la toma fue pacífica”, manifestó Juan Carlos Deluque, director de la Casa de Justicia.

Juan Carlos Deluque.

El departamento de La Guajira tiene cerca de 179.500 víctimas, mientras que en el Distrito de Riohacha se estima hay aproximadamente 63.000, sin embargo, no existe una caracterización socioeconómica que pueda determinar con exactitud cuántas hay y en qué condiciones se encuentra.

Los manifestante cerraron por completo las oficinas evitando se atendieran a personas que requieren los servicios de la Personería Distrital, Administración del Mercado Público y los propios de la Casa de Justicia.

“Es una sorpresa para nosotros este tipo de circunstancias, pensábamos que los colectivos de víctimas tenían una reunión en Personería Distrital. De todas formas la toma fue pacífica”, manifestó Juan Carlos Deluque, director de la Casa de Justicia.

-Publicidad-