15 barrios del municipio de Manaure trasladar con ludotecas.

En Manaure se viene desarrollando un proyecto de alternativa pedagógica por parte de la ludoteca municipal.

El trabajo consiste en trasladar la ludoteca a los 15 barrios del municipio. “En las tardes nos dirigimos a cada uno de los barrios a trabajar con los niños  a  través de los juegos  para empoderarlos de la premisa de que jugar es un derecho, además de promover en los adultos la importancia de compartir con los niños”, manifestó Lisbeth Ochoa, funcionaria de la ludoteca.

El trabajo consiste en trasladar la ludoteca a los 15 barrios del municipio.

La finalidad es rescatar espacios de juego, por lo que los pisos de los parques del municipio fueron pintados con juegos significativos como peregrinas y triquis. Y el mensaje a trasmitir es “que no se necesita una mayor herramienta para que los niños puedan jugar.

-Publicidad-

En este proyecto se trabaja de la mano con la Junta de Acciones Comunales, la comunidad en general, la gestión social del municipio y jóvenes estudiantes de bachillerato.

Durante las tardes se llevan a cabo ludotecas étnicas con rondas de juegos tradicionales y propios de la cultura Wayúu.“Son étnicas porque deben tener un enfoque diferencial teniendo en cuenta que la mayoría de los niños del territorio pertenecen a la cultura Wayúu” explica Elibeth.

Además de eso, se incluyen juegos propios de los afrodescendientes y zenúes para  abarcar todas las culturas que hoy en día tienen influencia en el municipio, manifestó Elibeth Ochoa.

La idea por parte de la ludoteca es trabajar con los barrios hasta que las comunidades adquieran el hábito de jugar con los niños y aprendan lo importante de compartir con ellos

La idea por parte de la ludoteca es trabajar con los barrios hasta que las comunidades adquieran el hábito de jugar con los niños y aprendan lo importante de compartir con ellos. También, inculcarles a los niños la importancia de valorar su juego tradicional y el respeto por las otras culturas, creando, así convivencia ciudadana.

“Las ludotecas étnicas se llevan a cierto punto de los barrios donde la comunidad nos conoce y creamos un horario con ellos. La idea es enmarca una zona de juego e indicar a los adultos como debe estar ese espacio”, concluyó Elibeth.

-Publicidad-