Carretilleros, estrategia de comercialización ante crisis socio económica de Riohacha

Los carretilleros con su trabajo honesto consiguen diariamente

-Publicidad-

Uno de los efectos de la crisis socio económica desencadenada por la inestabilidad política administrativa del Distrito de Riohacha y el Departamento de La Guajira, es la disminución de la inversión pública, esto a su vez, representa menores ingresos para los ciudadanos que depende de algún tipo de contratación con el Gobierno Departamental y/o Distrital, por ende, su poder adquisitivo disminuye.

Las familias tienen menos dinero para comprar y los comerciantes la necesidad de idear estrategias comerciales para dinamizar sus ventas, sobre todo aquellos que distribuyen productos de la canasta familiar y perecederos: verduras, frutas, tubérculos. En fin, muchos productos que deben ser consumidos en el menor tiempo posible.

Una de esas estrategias son los carretilleros, quienes en carretillas que normalmente se utilizan en las construcciones, los jóvenes desempleados las cargan de productos para recoger de las 5:30 de mañana todo el Mercado Nuevo para abordar a los posibles compradores.

Uno de esos jóvenes es Alejandro García de 20 años, quien todos los días llena su carreta con plátanos o papa. Compra el bulto o un ciento de cada producto. Se vende en promedio 500 plátanos diarios que le deja alrededor de 40 mil pesos, menos los tres mil pesos que paga por el alquiler de la carretilla. Con esta actividad puede ayudar a sus padres y seguir con sus estudios, cursa noveno grado.

Otro caso es el de Marco Vega de 26 años, vende yuca y papa. En un día puede hacerse entre 20 y 30 mil pesos. Él toma los productos a crédito y al finalizar la jornada los cancela. Con esos recursos puede mantener a su esposa y dos hijos que asisten a un Centro de Desarrollo Infantil.

Así, muchos más jóvenes obtiene recursos vendiendo todo tipo de alimento para subsistir con sus familias, los comerciantes pueden distribuir sus productos y esas familias a las cuales le ha tocado ‘apretarse el cinturón’ pueden disfrutar de los mejores en la canasta familiar, ayudando a dinamizar la economía local.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here