Por Alcides Alfaro Guerra – Corresponsal en Maicao.

Millonarias pérdidas han dejado a los comerciantes del centro de esta ciudad, los trabajos que viene realizando la empresa Asocienagas en la reposición de tuberías sanitarias según han denunciado los propios afectados.

“No es que no queramos el desarrollo de Maicao, todos somos conscientes que el progreso trae molestias e incomodidades, pero es que esta gente se está pasando con el tiempo. Nos prometieron que esto solo iba a ser por unos días y llevamos muchísimas semanas bloqueados. Esto nos está perjudicando seriamente, porque los  clientes se han ido para otro lado” dijeron varios comerciantes que dialogaron con este medio.

-Publicidad-

Los afectados aducen que las ventas se han reducido y que no han podido afrontar sus compromisos y deudas porque las ventas bajaron enormemente y los clientes se han alejado del lugar por las condiciones antihigiénicas que presenta la zona, los malos olores que emanan de las alcantarillas, el polvo y las incomodidades propias del desplazamiento debido a que las calles están intransitables, por lo cual, los compradores que usan sus vehículos no pueden ingresar.

Otro comerciante aseveró que la empresa no termina los trabajos rápido porque rompen una calle y luego el mismo personal se traslada a otro sector dejando los trabajos iniciados.

A lo anterior, se agrega que los conductores locales, de otras ciudades y departamentos se molestan porque no hay, de parte de la empresa que realiza los trabajos, un sistema de información masiva que haya sido utilizado para informar sobre las interrupciones en las vías públicas, como tampoco, la Oficina de Transito local ha informado sobre alternativas para evitar trancones y taponamientos. Sin señalización, los conductores, cuando vienen a ver ya están encima de las obras, sin saber qué deben hacer en esos casos.

Desde el año pasado Asocienaga comenzó trabajos se han venido generando voces de inconformidad en los sectores residenciales, propietarios de restaurantes y otros centros de ventas de comestibles por los perjuicios y perdidas que han dejado los excesivos tiempos utilizados para terminar las obras, las mismas que han dejado promontorios de escombros y tierras que finalmente, los comerciantes deben retirar bajo su propia responsabilidad económica para poder abrirse paso en el desarrollo de sus labores comerciales.

Esos mismos promontorios se observan en este momento en varias vías públicas que consideran un tsunami ha dejado a su paso contra el comercio de Maicao.

-Publicidad-