El Distrito de Riohacha recibió oficialmente, la entrega de dos nuevas aulas de clases en la sede educativa Madre Verónica que funciona en la comunidad de Arenalito, ubicada en el km 2 de la vía Riohacha – Cuestecitas, de parte de la Fundación NEACOL (New England Association for Colombian Children).

La entrega de estas dos aulas, que están en funcionamiento, fue protocolizada por la presidenta de la Fundación, Neocol Mairleth Isabel Wright y recibida por la gestora social del Distrito, Jetlin Barros Brito.

Esta obra fue posible luego de que la Diócesis de Riohacha participara en una convocatoria de la Fundación logrando salir seleccionada, “la propuesta fue muy completa y reunió todos los requisitos, pero lo más importante es que se midió en termino de necesidad”, puntualizó Wright.

-Publicidad-

Asimismo, señala que “me siento satisfecha porque vemos los resultados del trabajo que hacemos en Bostón, son muchísimas horas, tenemos un equipo muy comprometido, ver la evidencia es un orgullo muy grande y ver los niños felices es una gran satisfacción”.

Por su parte, Deiris Pimienta García, directora de la educación misional contratada de la Diócesis, sostiene que “esto significa que la unión hace la fuerza, que juntos podemos salir adelante y que el único medio de ascenso social es la educación; a esto hay que seguirle apostando”.

La sede Madre Verónica adscrita a la Institución Educativa Eusebio Septimio Mari, presta sus servicios a través de la Diócesis de Riohacha desde preescolar hasta 10º de bachillerato y cuenta con 247 estudiantes en condiciones de vulnerabilidad, entre los que se encuentra una alta población de desplazados, afrodescendientes e indígenas.

Neacol es una organización sin ánimo de lucro con sede en Bostón, Estados Unidos y se encuentra conformada en su mayoría por colombianos. Su propósito es el de contribuir a mejorar la calidad de los menores que viven en Colombia en condiciones de vulnerabilidad, enfocados principalmente en las áreas de educación, salud y nutrición.

-Publicidad-