Luis Alcides Martínez y Ovidio José Solano Jiménez.

En hechos aislados, dos personas; uno oriundo de San Juan del Cesar y el otro del mismo municipio carbonífero, decidieron quitarse la vida. Uno lo hizo con una soga, mientras que el segundo utilizó un arma de fuego.

El primer caso sucedió en la madrugada de hoy martes en la calle 16 No 6-151 del  barrio Cáliz, donde fue encontrado colgado de una soga, Luis Alcides Martínez de 73 años de edad, natural de San Juan del Cesar, pero residente en Barrancas desde hacen más de 40 años, donde trabajaba como vendedor de carne de cerdo.

Según versiones de sus familiares Martínez, el día anterior no había mostrado ningún tipo de depresión, se  acostó temprano, pero en la mañana, una de las hijas en vista de que no se había levantado como de costumbre, abrió la puerta de su cuarto y lo encontró colgado  de una cuerda.

-Publicidad-

El otro caso de suicidio se registró en la calle 18 No 8-23 del barrio Lleras al promediar las 5 de la mañana, Ovidio José Solano Jiménez de 56 años de edad, natural de Barrancas, decidió quitarse la vida propinándose un tiro en la cabeza con un revólver calibre 38.

Algunos familiares de Solano Jiménez indicaron que desde hacían varios días venía sufriendo de una crisis depresiva lo cual al parecer lo llevó al suicidio.

Ovidio José era trabajador de la Alcaldía Municipal y se desempeñaba como celador y chofer del  bus escolar.

-Publicidad-
Cargando...