Las actividades de los sectores financieros, comercio y servicios sociales, gozan de una mejor dinámica, lo que incidió en que la caída general del PIB no fue más protuberante.

El desempeño económico de La Guajira se encuentra en una fase crítica,  solo comparable con la vivida en el  año 2002, cuando el PIB retrocedió cerca del 15 por ciento por factores relacionados con la minería.

En ese momento, Cerrejón vivía un proceso de ajuste de sus planes productivos asociados al advenimiento de  los nuevos socios, así lo dio a conocer Centro de Pensamiento para el Desarrollo Guajira 360°, a cargo del economista Cesar Arismendi Morales.

Durante el 2016, el PIB de La Guajira ha sido negativo. Por dos  años seguidos ha mantenido esta tendencia, y en esta oportunidad decreció en 2,4 por ciento. El mal desempeño de los sectores productivos   está relacionado con la disminución de la cantidad de carbón producido y los bajos precios del mismo.

-Publicidad-

Los sectores de transporte y construcción de edificaciones se encuentran en niveles de bajo desempeño. Las actividades de los sectores financieros, comercio y servicios sociales, gozan de una mejor dinámica, lo que incidió en que la caída general del PIB no fue más protuberante. Esta situación repercute  en la disminución del PIB percápita que se sitúa en cerca de US$ 2.850, lo que amplía la brecha existente con el PIB percápita nacional. Ilustración 1 y Grafica No 2.

La multinacional Cerrejón vivía un proceso de ajuste de sus planes productivos asociados al advenimiento de los nuevos socios.

Este contexto adverso,  repercute en que  los niveles de desempleo se mantengan por encima del nacional 14,6 por ciento y con una tasa de informalidad de 64.1 por ciento, siendo la más  alta de los departamentos del Caribe colombiano. Gráfica No 4. Vale la pena resaltar, que en el PIB de La Guajira se muestra una tendencia hacia la disminución de la participación  de la minería de carbón, que  en el 2016 fue de 44.9 por ciento, lo cual no sería  un problema si los otros sectores económicos fueran creciendo e incidiendo en un mejor desempeño.

La merma productiva  de los sectores  económicos ha impactado la demanda efectiva de los hogares  y del gasto del gobierno, que  ha  disminuido sus demandas por las dificultades  institucionales que se encuentran en ámbito administrativo departamental, en especial  con la Gobernación de La Guajira y la Alcaldía de Riohacha.

Por otro lado, de acuerdo al Dane, Riohacha como centro de  la medición de los niveles de inflación, el crecimiento de los precios fue de 1.14 por ciento,  mientras que a  mayo de 2017 el nivel Índice de Precios al Consumidor – IPC  nacional fue de 3,23. El IPC de Riohacha fue muy por debajo del comportamiento en mayo de 2016. Gráfica No 5.

Este comportamiento tiene dos caras. La primera es que existe una estabilidad relativa de los precios por oferta abundante de bienes y servicios de la canasta básica familiar. La otra cara y que puede ser la más cierta, es que el comportamiento de los precios lo muestran  el grado de contracción de la demanda efectiva regional por la disminución  del ingreso incidente en la capacidad de consumo de los hogares y del sector  gobierno.

-Publicidad-