Comandante del Tercer Distrito con sede en Fonseca, Raúl Pérez

Once ciudadanos venezolanos, siete mujeres y cuatro hombres fueron deportados a su país de origen por las autoridades migratorias colombianas, después de permanecer por algún tiempo en esta localidad de manera ilegal.

La mayoría de las femeninas se hallaban laborando en establecimiento nocturnos, mientras que los varones, vivian del comercio informal, manejando mototaxis, o ejerciendo oficios varios, sin la documentación reglamentaria para permanecer en el país. El operativo de detención de los extranjeros lo ejercieron fuerzas conjuntas del Ejército la Policía y Migración Colombia.

El comandante del Tercer Distrito de Policía con sede en Fonseca Mayor Raúl Pérez, aseguró que las autoridades de control migratorio y de extranjería hicieron que este grupo de personas regresaran a la vecina Nación por el puerto seco fronterizo de Paraguachón en la jurisdicción de Maicao.

-Publicidad-

Indicó que “se incrementaran las labores de control y vigilancia para evitar que los inmigrantes desarrollen actividades económicas ilícitas o de prostitución en Fonseca y otras poblaciones donde profesa su acción de mando como, los municipios de Distracción, Barrancas, Hatonuevo y Albania”, precisó Raúl Pérez.

-Publicidad-