El Consejo de Seguridad estuvo liderado por el gobernador de La Guajira Weildler Guerra Cúrvelo y el secretario de Gobierno del Departamento, Francisco Robles Chávez

En la mañana de ayer un Consejo de Seguridad con toda la Fuerza Pública, fue convocado por el gobernador encargado de La Guajira, Weildler Guerra Cúrvelo, quien en compañía del secretario de Gobierno, Francisco Robles Chávez, trataron la situación de los venezolanos que han entrado al departamento.

“Lo primero que tenemos que tener ante una posible migración inesperada es el trato humanitario, hablamos de seres humanos”, indicó Weildler Guerra Cúrvelo, gobernador (e) de La Guajira.

En medio del Consejo se concluyó que el pasado 25 de julio fue el día en que más entraron colombianos y venezolanos por Paraguachón, 1.778 personas se movilizaron por esta frontera.

-Publicidad-

“Debemos estar preparados para diversos escenarios. Estamos analizando las acciones y hemos estado tomando medidas para reaccionar ante una situación de refugiados. Dado este clima que hay en el vecino país, es mejor que estemos preparados y si no ocurre, mejor para nosotros”, manifestó Guerra Cúrvelo.

El objetivo de este consejo de seguridad fue preparar al Departamento para atender una posible migración, pues, La Guajira por ser una puerta fronteriza con Venezuela, le afecta también esta problemática que vive el hermano país.

En éste Consejo de Seguridad también participaron: Ejército Nacional, Policía Nacional, Migración Colombia y los organismos de socorro para atender y tomar medidas sobre la situación de alerta que se tiene a nivel internacional por el escenario que vive hoy Venezuela por la posible migración masiva que se pueda derivar, debido a las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente de la República Bolivariana.

Entre las medidas que se tomaron están: constituir un puesto de mando unificado en el que estará la Policía Nacional atenta a que todo se realice de manera regular y legal en Paraguachón.

Por su parte, el Ejército Nacional y la Armada, quienes activarán todo su personal, estarán haciendo monitoreo en toda la línea fronteriza del Departamento y en el municipio de Maicao.

Por otra parte, se declarar alerta verde en la red pública de hospitales, pues, ante la posible migración se puede considerar la atención humanitaria y en salud que generan este tipo de migraciones.

Los organismos de socorros también estarán en alerta y el Gobierno Departamental se estará trasladando, en cabeza del gobernador (e), Weildler Guerra Cúrvelo, hasta la línea fronteriza de Paraguachón para atender de manera directa esta problemática.

Paraguachón no es el único punto que se prevé para la entrada de venezolanos, la atención será en todos los puntos. Se establecerá una constante y articulada comunicación para informar cómo se sigue atendiendo la situación del flujo de personas que entren y salgan por la frontera.

-Publicidad-