La Guajira últimamente ha vivido de las regalías.

A sus 52 años de vida jurídica llega hoy La Guajira, pero sigue sin que el ímpetu de su desarrollo y su progreso pueda corresponder a su condición de “majestuosa, encabezando el mapa”, como a su privilegiada posición físico-geográfica le cantó el extinto compositor Hernando Marín.

El principal renglón económico es la explotación minera.

La Guajira es uno de los departamentos más bellos y exóticos de Colombia, tiene una población superior a 900 mil habitantes, con una extensión de 20.848 Km2 y fue creada mediante el Acto Legislativo No. 1 de diciembre 28 de 1964, con vigencia a partir del 1º de julio de en el año 1965.

La Península limita por el norte con el Mar Caribe; por el oriente con el Mar Caribe y Venezuela; por el sur con el departamento del Cesar; y por el sur con el departamento del Magdalena y el Mar Caribe.

-Publicidad-

A La Guajira la integran el Distrito Especial de Riohacha, que es la capital y los municipios de Dibulla, Manaure, Maicao, Uribia, Albania, Hatonuevo, Barrancas, Fonseca, Distracción, San Juan del Cesar, Villanueva, Urumita, El Molino y La Jagua del Pilar.

El territorio peninsular está conformado por las estribaciones orientales de la Sierra Nevada de Santa Marta. Se encuentra dividido en dos regiones naturales denominadas Alta y Baja Guajira. La primera, más septentrional, es semidesértica, con escasa vegetación; la Baja Guajira comprende el resto de la península y es menos seca.

En La Guajira se extrae gas, el cual es llevado a gran parte de la Costa Atlántica.

El principal renglón económico es la explotación minera; carbón en El Cerrejón y sal en Manaure, este mineral es fácil de comercializar internacionalmente, por la cercanía del yacimiento al mar.

En La Guajira se extrae gas, el cual es llevado a gran parte de la Costa Atlántica para la producción de energía eléctrica y el uso domiciliario. Pero los indígenas no se dedican a estas actividades, ellos viven principalmente de la ganadería trashumante, la pesca, la extracción de yeso y sal marina, y se dedican a oficios ocasionales como el contrabando o el cultivo estacional. Otros de menor importancia son la agricultura y el comercio.

-Publicidad-