Elion Marcelino Fonseca Milían

En el bolsillo de su camisa siempre lleva una hoja suelta y un lapicero, a un hombre como él le puede llegar la inspiración en cualquier momento y como le escribe a todo: al amor, la corrupción, al medio ambiente, a la vida, está preparado para no dejar escapar ningún pensamiento.

Mantener limpio las afueras del estadio Luis Eduardo Cuellar y plasmar reflexiones en sus paredes, es la principal tarea que se ha impuesto Elion Marcelino Fonseca Milían, un hombre de 79 años amante de las letras y de la cultura.

“Tengo 21 años de estar empleado gratuitamente en el estadio”, dice entre risas el señor Elion, haciendo referencia al cuidado voluntario en que mantiene al Estadio.

-Publicidad-

Vive en al barrio Luis Eduardo Cuellar y se dedica a reciclar botellas de plástico. “Varios tenderos y vecinos me guardan las botellas, y yo hago el plan arrastre con las que me encuentro por ahí”, comenta Fonseca, quien luego de recogerlas las ‘panga’ para venderlas en el mercado.

Organizado las botellas para venderlas en el Mercado de Riohacha, esta es la actividad que le genera ingresos para subsistir a este escritor olvidado de Riohacha

Nació en Caracolí, Sabanas de Manuela, caserío de San Juan del Cesar pero recién nacido se fue a vivir a Tomarrazón y de allí a los nueve años se vino junto a su madre para Riohacha. Tiene 6 hijos y trabajó desde que era un niño, cuando le ayudaba a su mamá a lavar, también vendió dulces, paletas, pan, fue cocinero de un barco y albañil.

Pero su verdadera pasión siempre han sido las letras y aunque llegó solo hasta segundo de primaria, eso no puso límite para volar con sus poesías e imaginación. Aunque reconoce que en sus años de juventud tenía dos vicios que le estorbaban el trago y los gallos, hoy este último solo le gusta en sopas, dice entre risas.

Tiene un cuaderno donde va plasmando sus escritos, esos que sueña verlos publicados en un libro, pero como no tiene padrino político no ha sido posible hacer su aporte a la cultura de La Guajira.

Su más grande ilusión es que la gente lo recuerde por sus letras, y aunque varios de sus escritos han sido divulgados en diferentes medios del Departamento, siente que no es suficiente.

Posando al lado con orgullo en donde tiene su escrito Elion Marcelino Fonseca Milían

Este hombre de piel oscura y barba blanca es aficionado al dominó.  Junto a un grupo de amigos creó, hace aproximadamente 20 años, un club para jugar que en la actualidad tiene 13 integrantes que portan su carnet. Se reúnen diariamente en su sede, el kiosco que está en las afueras del estadio.

“Yo no sé si soy poeta, escritor o un loco con delirio, solo sé que soy Elion Fonseca, que me gusta escribir, que cuido al estadio más que a mi casa, sueño con una Riohacha sin corrupción, reciclo porque no tengo otro medio de subsistencia y la escritura no da para vivir”.

-Publicidad-
Cargando...