Cuando los que pasaban por el lugar veían una cantidad de humo y el olor a quemado, determinaron llamar a las autoridades, porque el incendio estaba creciéndose y había que controlarlo, pero los encargados de la venta de combustible se oponían porque el negocio es ilegal.

Una patrulla motorizada de la Policía Nacional arribó al lugar y alejó a los curiosos que estaban muy cerca indicándoles que era gasolina la que estaba ardiendo.

Al poco tiempo llegó una máquina del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Riohacha, quienes al enterarse que era material inflamable y peligroso solicitaron a su central el despacho de otra cuadrilla con equipo móvil extintor.

-Publicidad-

De acuerdo con el comandante de la institución de atención de emergencias, el teniente, Alfredo Griego Cotes “gracias a Dios no pasó a mayores, ni hubo víctimas porque allí almacenaban la gasolina, que sacan en pequeñas cantidades para venderla a la orilla de esta importante arteria vial. Al parecer alguien estaba fumando y la colilla del cigarrillo provocó la conflagración”.

El hecho se presentó a las 11 y 15 de la mañana de hoy en la avenida El Progreso con carrera 18, diagonal al centro comercial Viva Wajira.

-Publicidad-