Varios interrupciones se presentaron en el servicio de energía eléctrica en los municipios de Hatonuevo, Barrancas y otras poblaciones en el sur de La Guajira, por culpa de vándalos que han querido apoderarse de las redes eléctricas.

El primer suceso según la empresa Electricaribe se presentó el viernes con el hurto de redes de distribución de la línea 564 que alimenta la subestación Hatonuevo y  a su vez suministra de energía al municipio de Barrancas.

El segundo incidente se originó en la misma línea el pasado sábado 9 por averías en la red de distribución para lo cual se desplazó inmediatamente los operarios hasta la misma zona y restablecer el servicio.

-Publicidad-

De acuerdo a la información suministrada por la gerente de Electricaribe en La Guajira, Martha Iguaran Daza, estos eventos trajeron como consecuencia actos de vandalismo, en donde lanzaron piedras contra la subestación Fonseca y adicionalmente retuvieron a técnicos de la empresa.

De igual manera, sostuvo “este tipo de hechos que afectaron la prestación del servicio fueron ajenos a la empresa y fue necesario el desplazamiento de  tres brigadas técnicas, operarios de poda, los cuales trabajaron ininterrumpidamente estos tres días para solucionar las fallas y restablecer el servicio en estas localidades”.

-Publicidad-