Una cifra cercana a los 2000 venezolanos recibieron ayer la tarjeta fronteriza
-Publicidad política pagada-

En la mañana del martes, cerca de dos mil venezolanos fueron beneficiados a través de la jornada ‘Esperanza por Venezuela’ que se realizó de manera mancomunada entre entidades de la Administración Distrital, Migración Colombia, asociaciones y organizaciones no gubernamentales.

Con el objetivo de brindar ayuda ante las necesidades que vienen presentando el grupo de inmigrantes que han llegado desde el vecino país Venezuela, se puso a disposición esta jornada donde se les facilitó la entrega de la tarjeta de movilidad fronteriza a aquellos extranjeros que entraron al país de manera ilegal.

Juan Carlos Deluque, director de la Casa de Justicia del Distrito

“Con este documento lo que se busca es poder tener un control de los venezolanos que están en el departamento de La Guajira y garantizar su estadía en el territorio colombiano. Esta tarjeta solo es válida para los municipios de Maicao, Uribia, Manaure, Riohacha y Albania”, explicó Juan Carlos Deluque, director de la Casa de Justicia del Distrito.

-Publicidad-

La jornada inició a las ocho de la mañana y se extendió hasta las cinco de la tarde, en presencia de un buen grupo de funcionarios de las diferentes entidades que estuvieron dispuestos para facilitar la información necesaria y agilizar el proceso, donde también, se dio atención a los menores con la vacunas y a las mujeres embarazadas.

Se conoció que existe un gran número de discapacitados a quienes, luego de esta caracterización, se espera dar la atención requerida. De igual forma, durante el desarrollo de la jornada, se realizó el proceso de expedición del permiso especial permanente (PEP) para aquellos ciudadanos venezolanos que entraron antes del 28 de julio de manera legal con su pasaporte al país.

Con el PEP buscan abrir más posibilidades al extranjero venezolano para que pueda trabajar, estudiar, recibir beneficio en los planes de salud y movilizarse sin problemas por todo el territorio, el cual, es renovable durante dos años, “la idea es que puedan estar de manera legal sin ningún problema y así garantizar sus derechos ante la crisis humanitaria que viven”, enfatizó el Director de la Casa de Justicia.

-Publicidad-