Manjol en camino a laguna

Tras la publicación de la noticia sobre las aguas negras vertidas al afluente del río Ranchería en Matitas, este medio de comunicación se dio a la tarea de confirmar la inoperancia de un emisor final o laguna de oxidación como lo afirmaba el secretario de Obras e Infraestructura de Riohacha, Miguel Pitre Ruiz.

Aspecto de la laguna de oxidación del corregimiento de Matitas

Tras caminar entre un frondoso monte por espacio de 15 minutos, se observa lo que debería funcionar como laguna de oxidación. Escondida entre una alta vegetación silvestre, una especie de piscina construida de ladrillos y con tubos verticales en sus bordes, llena de una mezcla de aguas negras que ha estado estancada por varios años.

Félix Rodríguez, edil de Matitas

Antes de llegar al solitario lugar, existe un pedregoso camino donde a sus lados se encuentran diversos manjoles rodeados por charcos de agua. La inoperatividad de este sistema es evidente. La laguna de oxidación no desarrolla ninguno de los procesos de tratamiento de aguas residuales.

-Publicidad-

Félix Rodríguez, edil de Matitas, manifestó su inconformidad ante esta obra que hoy luce como elefante blanco. “Los manjoles se están derramando, hay brotes en la piel de los niños a causa de este problema con la laguna de oxidación. Nosotros queremos que el Secretario de Obras se acerque hasta la población de Matitas para que nos responda”, señaló.

Franci Ojeda, Presidente de la Junta de Acción Comunal de Matitas

Los líderes aseguran que hace más de cinco años tienen esa dificultad. Sin embargo, no tienen números telefónicos del contratista y ni siquiera saben dónde se encuentra y cuál es la razón social de la entidad constructora.

Franci Ojeda, presidente de la Junta de Acción Comunal de Matitas afirmó que el pueblo está cansado del mal servicio del alcantarillado a falta de la laguna de oxidación. “Ya estamos cansados y vamos a tomar instancias legales. Si no nos atienden, nos vamos a las vías de hecho y hasta que no haya solución, no nos levantamos”.

El secretario de Obras e Infraestructura de Riohacha, Miguel Pitre Ruiz, manifestó que en el proceso inicial de construcción se construyó la laguna en un sitio más elevado que las tuberías, lo que no permitía el descargue correcto de las aguas negras. Añadió que la estructura quedó inoperante por falta de planeación.

Hace pocos días se aprobó en OCAD, un proyecto que trata sobre la adecuación y optimización del sistema de alcantarillado y construcción de lagunas de estabilización en los corregimientos de Matitas y Cotoprix. El funcionario manifestó que la solución fue dada por el gobierno nacional “y en los próximos días estaremos haciendo la realización de las actividades para concretar ese proyecto”.

Con base en esto, se espera lograr la recuperación de la vieja línea de conduc­ción para llevar agua a los corregimientos de Cama­rones, Matitas, Comejenes, Tigreras y Choles, así como algunas veredas.

-Publicidad-
Cargando...