Los delegados de la Registraduría Fredy de Armas y Diana Jimeno, fueron denunciados ante la Procuraduría Regional de La Guajira, por posible persecución y acoso laboral.

La queja la colocó el exconcejal de Riohacha, Pedro Celestino Arteta Bonivento, quien ostenta el cargo de Analista de Sistema adscrito al Cetro de Acopio desde el 2012 en esa entidad.

El funcionario expone, en documento radicado ante el ente de control con numero E-2017-744129, que fue traslado a una oficina donde anteriormente funcionaba un baño, que debe soportar malos olores y trabajar sobre excremento de ratas.

-Publicidad-

“Hoy me encuentro en chequeos médicos por parte de un psiquiatra, también espero se diagnostique un calambre que me da por las noches que no me deja dormir con el agravante que padezco trastornos psicológicos, palpitaciones y ahogo, todo debido al acoso y persecución laboral” manifiesta en el documento el denunciante.

Cuenta que su situación ha agravado desde la salida del registrador especial de Riohacha, Ilfred Miguel Carrillo Pérez, y que al igual que él son varios los trabajadores los que reciben todo tipo de sobrecarga laboral e incluso asignando funciones para las cuales, no están preparados profesionalmente.

Debido a toda la situación, Arteta Bonivento, decidió no asistir a su lugar de trabajo, ya que se le asignó realizar funciones para la generación de documentos de identidad por horas de la mañana y por la tarde sus funciones como Analista de Sistemas a quien le compete alimentar el software de Sistema Control de Recaudo que, según el escrito presentado a la Procuraduría, le toma toda su jornada laboral.

El denunciante concluye solicitando al organismo de control, se investigue varias irregularidades que presuntamente se cometen dentro de la Registraduría Especial de Riohacha, que van desde la asignación de contratos a conyugues de funcionarios, hasta la contratación de personas que no tienen el perfil profesional requerido.

-Publicidad-